Go Back

Amanecer Parte 2
1

blanco y negro, ilustración, mujer, niña

Amanecer Parte 2

¿El amor verdadero existe? Dirían los no creyentes que son solo cuentos de hadas y además, uno muy trillado. Lo que no saben ellos es que muy probablemente ese amor real está a la vuelta de la esquina. No hace falta buscar demasiado lejos para encontrar lo que siempre fue tuyo.

Entonces, dirían muchos: “¿existe o no existe?” Por supuesto que Yes! Obviamente se necesita de mucha madurez para que ese dejar fluir del destino sea tan certero que finalmente te encuentres con tu media naranja y sean felices hasta que... lleguen los hijos.

Mentiras verdaderas:


Dicen los que tienen hijos que no hay mayor descanso que ese que se da luego de que los hijos se van a dormir y tu como padre, luego de un largo día de quehaceres, ya sea fuera o dentro de casa, invitas a Morfeo a ser parte de tu vida de ensueño que realmente es un infierno; esto mayormente porque los padres se ven limitados económicamente. ¿Por qué? Simplemente porque los hijos, después de que se va el encanto de tenerlos en los brazos por primera, segunda y tercera vez, representan un gasto eterno. Y es peor cuando el padre o la madre son, como dirían por allí… tacaños.

Además es muy probable que aquellos que son padres a temprana edad luego de que sufren su infierno económico, por decir poco, y lo superan poco a poco se crean superiores porque “lucharon”; quedan muy bien en este momento los memes populares de Internet de las madres y padres “luchones”.

Y no, no es por denigrar su labor como padres… pero si es cierto que su juventud “robada” sólo fue “robada” por sus formas inadecuadas… muy inadecuadas de ver la vida. Y que siguen sin madurar porque en vez de estudiar o procurar tener la mente ocupada en algo productivo para el crecimiento personal y espiritual, éstos sólo se ocupan de hacer dinero y sueñan que sólo de eso se trata… precisamente, la vida.

Y no se dan cuenta de que así como ellos sus hijos crecerán y tendrán que enfrentar situaciones difíciles y muy complicadas, muy complejas y que necesitaran de unos padres, de unos pilares fuertes que los apoyen si están por caer o finalmente una mano amiga que los ayude a subir del foso cuando se cansaron de llorar por sus tonterías, propias de todo muchacho.

Entonces para que no hayadesorden” en la mente de tu hijo o hija, simplemente respeta la unión que formaste con esa media naranja para siempre.

Medias naranjas a la vuelta de la esquina:

Dicen que: “¿por qué conformarse con una? Con una media naranja, por supuesto… Aplica para hombres y mujeres. Pero los celos en el ser humano son muy reales. Gracias a Dios por aquellos que existen que son tan pero tan celosos pero al mismo tiempo tan pero tan nobles, que luego de saberse afortunados por haber encontrado a su media naranja perfecta, esa que cambia y se adecúa a los tiempos (y sin perder la esencia original, valga acotar), no son capaces de compartirla con nadie. Gracias a Dios por ellos, porque saben el valor de su media naranja y no son tan tontos o tontas (OJALÁ) para permitir que se les vuelva a escapar nunca jamás.

Entonces el amor verdadero existe como lo pintan en las comiquitas pero… claro, tiene que haber un “pero” (¡pera!) la pareja tiene que ser realmente unos compañeros de vida, tienen que amarse mutua y profundamente con todo el respeto que eso se merece (y se merece mucho) porque si encontraste a TU media naranja ideal, a esa amiga verdadera o amigo verdadero para toda la vida, ¿de qué vale compartir tu carne con otros? Más bien, sean creativos… entre ustedes. Estamos en el siglo XXI, por ¡Dios Santo!... Ya no hace falta buscar en otros lo que tienes en tu pareja (IDEAL), simplemente avóquense en trabajar y esmerarse en crecer mutuamente y eso implica el campo intelectual, el campo artístico, el campo vocacional, el campo espiritual, el campo laboral (como no…) Pero lo ideal es tener una meta mutua y en el sexo, como ya se dijo… SEAN CREATIVOS ENTRE USTEDES MISMOS. (Expresión de exasperación gringa:

“GOSHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!”)

La felicidad de cocinar juntos:

Y para irnos a lo práctico, ya que estamos en el siglo XXI, ¿por qué no cocinamos?

Dicen que la felicidad está en cocinar juntos y encontrar un punto medio entre los gustos de la pareja en cuestión, si de comida hablamos.

Yo le propongo a mi media naranja ideal, a ese amigo que tuve desde siempre y que se obsesionó tanto conmigo o mejor dicho (para poner el cuento “bonito”) luchó tanto por mí hasta que finalmente obtuvo lo que quería (más allá de lo obvio) una relación conmigo (porque así el destino lo quiso) y se volvió más loco todavía

Le propongo entonces, hacerle una Torta de Mango Verde. Ya descubrí la técnica perfecta para que me quede bien.

Sólo hace falta que esté a mi lado para que me ayude a fregar los corotos… lo demás… lo hago yo… creo que tengo buena mano… dicen por ahí.

Te amo, nani.

Entonces, ¿cuánto más debemos esperar? El mundo es feliz y tu y yono tanto… como quisiéramos.





Gabriela Ivanet Herrera González

Create your own