Go Back

9 Extraños Hábitos de Defecar, Explicados por la Ciencia

baño

Te despiertas en la noche para orinar, pero no para defecar

Las sofisticadas, inteligentes neuronas en tu intestino pueden controlar las contracciones del colon, que expulsan los desechos, también son influenciadas por tu ritmo circadiano, el reloj interno que te despierta al salir el sol y te hace sentir soñoliento de noche, dice Pankaj J. Pasricha, MD, director de neurogastroenterología del Centro Johns Hopkins para la Neurogastroenterología. Así que la mayoría de la gente no tiene la urgencia de vaciar el colon a mitad de la noche. Por otro lado, la vejiga, que funciona como depósito para el continuo flujo de orina producida en los riñones, solo puede estirarse hasta cierto volumen antes de tener que ir al baño. Normalmente, puedes dormir de seis a ocho horas sin tener que orinar, pero ciertas condiciones médicas o beber demasiada agua antes de ir a la cama pueden despertarte para usar el baño en la noche.


Tienes muchos gases durante las primeras horas de la mañana

El colon está mayormente dormido durante la noche, pero se acelera y comienza a contraerse cuando te despiertas, liberando los gases que han estado atrapados en él toda la noche. “La emisión más larga y de volumen más alto del día es usualmente en la mañana cuando el colon se despierta”, dice el gastroenterólogo Anish Sheth, MD, autor de ¿Qué te Está Diciendo tu Caca?


Tomar café te da la necesidad de ir

No eres solo tú: 30% de las personas sienten la necesidad de ir a vaciar el intestino después de su café matutino. No culpes a la cafeína, dice Washington Post. De acuerdo al periódico, científicos han observado —¡a través de unos estudios bastante invasivos!— que el café estimula el colon distal, lo que acelera la expulsión de los desechos, por así decirlo. La acidez del café puede ser un factor. El ácido clorogénico causa que el estómago produzca más ácido gástrico, lo que podría causar que el estómago se deshaga de sus contenidos más rápido de lo normal.


Defecar algunas veces te da escalofríos

El Dr. Sheth llama a esa agradable sensación “caca-foria”. Ocurre cuando el movimiento de tu intestino estimula el nervio vago, que va desde el tronco cerebral hasta el colon, reporta la revista Outside. Cuando el nervio vago es estimulado, puede causar sudoración y escalofríos, así como también una baja en la presión sanguínea y en el ritmo cardíaco. Se necesita una gran cantidad de excremento para provocar una caca-foria, tal vez por eso no ocurre cada vez que vas al excusado.


La comida picante hace que duela hacer del número 2

Los compuestos que le dan a esas alitas buffalo su calor se mantienen relativamente sin cambios mientras las digieres, así que logran llegar hasta tu excremento. “Debido a que la última parte de tu región anal —tu recto y tu ano— está forrado con células parecidas a las de tu boca, la comida picante puede quemar tanto al salir como al entrar”, Luigi Basso, MD, un especialista en coloproctología y cirugía laparoscópica en la Universidad de Sapienza de Roma en Italia, comentó.


Estás de vacaciones y no has defecado en días

Casi el 40% de las personas se estriñen cuando viajan, y es más que nada debido a cambios en tu rutina, de acuerdo con el gastroenterólogo ubicado en Connecticut Ed Levine, MD. Diferentes horas de comer, un cronograma de dormir cambiado, o descompensación horaria pueden desorientar el ritmo circadiano de tu cuerpo y afectar tu proceso digestivo. Prueba con estos remedios naturales caseros para el estreñimiento.


Tienes que defecar cuando te llega el periodo

Cuando tu periodo comienza, tu cuerpo libera hormonas llamadas prostaglandinas, las cuales ayudan a tu útero a contraerse —y también puede afectar a tu intestino, de acuerdo con Women’s Health. “Las prostaglandinas tienen un efecto en el músculo suave, y los intestinos son músculos suaves”, Jennifer Gunter, MD, una ginecobstetra de San Francisco, comentó.


Tu excremento se rehúsa a hundirse

Deberías oír un chapoteo cuando la expulsión del intestino toque el tazón. Los excrementos que flotan pueden contener grasa, lo que puede ser una señal de que tu cuerpo está teniendo problemas para absorber los nutrientes de la comida. La malabsorción está asociada con condiciones como enfermedades celíacas o pancreatitis crónica.


La cirugía puede aplastar tus excrementos

Los medicamentos dados al momento de la cirugía, los analgésicos dados luego, y la inactividad que ocurre durante la recuperación pueden ser un trío de estreñimiento. “Lo primero que debe hacer cualquiera que vaya a pasar por una cirugía es empezar a tomar ablandadores fecales dos días antes de la cirugía,” Richard C. Selenick, MD. “Sigue tomando ablandadores fecales inmediatamente después de la cirugía y si estás en el hospital por un par de días, que no te de pena pedir un supositorio para tener movimiento intestinal antes de ir a casa,” añade. 


Alicia Carolina Zazueta Lucio

Create your own