Go Back

Tartas de huevo portuguesas con crema de matcha

quebusca-tartas-huevo-matcha

¿Quieres preparar un postre especial? Si no has oído hablar de las tortas de huevo portuguesas antes, permíteme explicarte un poco de su historia y controversia. Lo cierto es que por una parte existen las verdaderas tortas de huevo portuguesas, hechas en Portugal, así como tortas de huevo de estilo portugués que se han popularizado en Hong Kong y, como resultado, en otras comunidades asiáticas en todo el mundo. Por lo que sé, las tortas portuguesas asiáticas son más como tartas de huevo, con un relleno tipo flan en una cubierta de tarta portuguesa y caramelizado como crème brûlée en la parte superior.

Por otro lado, no he tenido oportunidad de probar las verdaderas tartas de huevo portuguesas, en Portugal, pero he probado algunas en Londres y el relleno es completamente diferente; es más espeso y sólido, como el relleno de un pastel de crema.

Independientemente de las diferencias en los rellenos, la similitud es que todas las tartas portuguesas que he visto, auténticas o no, tienen una parte superior dorada estilo crème brûlée.

Personalmente he llevado esta receta un nivel más allá añadiendo matcha a la crema para el relleno porque, bueno, me encanta el matcha. El resultado: una cubierta de tarta fina y quebradiza con un flan cremoso, de un sabor intenso a matcha. Pueden no ser las tartas más bonitas que haya en el mercado, pero como mi madre solía decir “no es como lo ves, sino como sabe”. Espera, creo que era algo más como “lo que cuenta está en el interior”.

Rinde: 6 tartas de huevo

Ingredientes

Relleno - Crema de matcha:

  • 1/2 taza (120 gr.) de leche entera
  • 1/3 taza (80 gr.) de crema espesa/crema para batir
  • 1 1/2 cucharadas (22.5 gr.) de azúcar granulada
  • 3/4 cucharadas (6 gr.) de harina
  • 1 1/2  cucharaditas de matcha (la encuentras en tiendas asiáticas o en línea)
  • 1 1/2  yemas de huevo grandes
  • 1 1/2 cucharadas (28.5 gr.) de leche condensada azucarada
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla pura

Cubierta de tarta:

  • 1/2 taza (73 gramos) de harina de uso múltiple
  • 1/4 cucharada (3.5 gr.) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 1/2 cucharadas (38 gr.) de agua
  • 4 cucharadas (56.5 gr.) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

Preparación

Para el relleno, crema de matcha:

  1. Combina la leche, la crema para batir, el azúcar granulada, la harina y el matcha en una olla y póngala a fuego medio-bajo. Revuelve constantemente y deja cocinar hasta que la mezcla comience a hervir y espesar ligeramente. Retira la olla del fuego y continúa batiendo hasta que quede libre de grumos, luego deja a un lado.

  2. En una taza de medir de vidrio, revuelve las yemas de huevo, la leche condensada endulzada y el extracto de vainilla. Vierte LENTAMENTE la mezcla de leche caliente en la mezcla de yema de huevo (para no convertirlo en huevos revueltos), batiendo constantemente, hasta que estén uniformemente combinados. Cubre la mezcla y deja enfriar en la nevera por lo menos 2-3 horas hasta que se enfríe o para el día siguiente.

Para la masa:

  1. En un mezclador de pie, combina la harina, 1/4 cucharada de mantequilla, sal y agua. Amasa durante 3-5 minutos hasta que forme una masa suave. Debe ser suave y flexible, pero no pegajosa. Si es necesario, moja ligeramente tus manos y amasa nuevamente para añadir un humedad extra en la masa. Envuélvela firmemente con envoltura de plástico y déjala reposar en la nevera durante 1 hora.

  2. Después de descansar, espolvorea generosamente la masa con harina y también la superficie que usarás para amasar. Utiliza un rodillo y despliega la masa en un rectángulo. Prepara tu máquina de pasta y pasa la masa a través de la configuración más gruesa. Vuelve a espolvorear abundantemente con harina, luego regrésalo a la máquina, colocando un extremo sobre el otro y presionando hacia abajo para crear un bucle. Mantén la masa generosamente espolvoreada y sigue rodando hasta que hayas alcanzado el ajuste más delgado.

  3. En este punto la masa será extremadamente delgada y fácil de rasgar. Corta con cuidado el lazo y enciende la máquina para sacar la masa. Extiende la masa en tu superficie de trabajo (ya espolvoreada con harina) y usa los dedos para extender la mantequilla finamente sobre la masa. Comienza a rodar la masa hacia arriba, tan firmemente como sea posible. Si el centro de la masa empieza a espesarse y los extremos comienzan a estrecharse, empuja los extremos hacia el centro y continúa rodando. El objetivo es terminar con un tubo de masa grueso. Envuelve la masa firmemente en una envoltura de plástico y congélala durante 1 hora hasta que esté dura.

  4. Corta la masa mientras está fría en 6 piezas iguales, pero dales forma una vez que esté ligeramente suave (deja reposar a temperatura ambiente durante 10 minutos) para que se estire sin agrietar.

  5. Coloca los discos de masa en los moldes de tarta. Sumerge los pulgares en el agua y empuja y alisa la masa, comenzando desde el centro hacia el exterior, hasta que la masa tenga forma de tarta. Intenta que tengan un fondo más fino con un borde más grueso conforme se acerca a las orillas. Cuando las tartas estén listas, colócalas en una bandeja y deja congelar por 30 minutos.

  6. Precalienta el horno a 260 ° C. Vierte la crema fría de matcha en las tartas y luego hornea en el centro del horno durante 10 minutos. Cambia a la parrilla, vigilando atentamente por otros 5-7 min hasta que estén doradas y caramelizadas como crème brûlée.

  7. Dejar enfriar en la bandeja durante 5 minutos, luego transfiere a un estante para enfriar y puedes servir caliente o a temperatura ambiente.

Notas: Asegúrate de que la mantequilla está completamente a temperatura ambiente.

La masa para estas cubiertas de tarta puede ser un poco complicada la primera vez, pero vale la pena por los deliciosos resultados. Y serás un experto muy pronto. Disfruta de las tartas de huevo y por favor comparte con @QueBusca cómo te quedaron, que partes fueron fáciles o difíciles y también las fotos de tus resultados. Hasta la siguiente receta, ¡Bon appetit!


Baudilio Sosa Mayonga

Create your own