Go Back

Ideas para compartir entre madre e hija

madre-hija-cocina

La relación entre madre e hija es muy estrecha desde el nacimiento pasando por todo lo que involucra crecer, pero a medida que corre el tiempo, esta relación puede volverse débil o más fuerte. Los cambios de la relación siempre dependerán de la comunicación y comprensión que envuelva a ésta, es decir, madre e hija deben fortalecer lazos adaptándose a la madurez y situaciones por las que atraviesan cada una. Para esto, es sumamente importante el tiempo otorgado entre el día a día para nutrirla, hacer algo diferente fuera de rutina es una inversión de tiempo valiosa para la relación, pero ¿Qué actividades pueden involucrar a dos personas que siguen diferentes cotidianidades?

Lo necesario está en encontrar puntos o intereses comunes, es decir, basarse en los gustos que comparten. Aquí te presentamos algunas ideas para compartir en cosas del día a día pero saliendo un poco de la rutina:

Comidas

La comida es un punto de encuentro para los seres humanos, cada quien tiene una preferencia hacia algún tipo de comida, por eso una comida es la excusa perfecta para compartir. Un almuerzo, por ejemplo, en un lugar diferente a comer en casa, puede resultar en una charla completamente diferente a lo típico en la mesa del hogar. Piensa en un lugar que ofrezca algún plato que logre unir sus dos intereses a la comida.

Es cierto que en algunas familias el tiempo a veces no alcanza por los horarios de trabajo y una comida más ligera o sencilla sería la opción. Un café breve luego del trabajo, varias veces a la semana, es el momento para compartir y relajarse de la rutina. Y si el presupuesto para salir resulta muy estrecho, igualmente una comida en casa (cena, merienda, etc) que se salga de lo rutinario y sea un tiempo para compartir es un buen momento para madre e hija.

Música

En la radio camino al trabajo, en la tv, en una fiesta o reunión, la música siempre está presente. La música puede unir más a una madre e hija pero se debe tener cuidado porque a pesar de compartir interés hacia la música no siempre es el mismo estilo. Sin embargo si se comparte el mismo se puede asistir a cualquier tipo de actividades que a ambas gusten o ir a comprar algún CD que luego se pueda escuchar en el auto o en las mañanas antes de ir al trabajo y tener un tema para empezar una conversación. En cambio, si no se comparten los mismos intereses musicales pero si las ganas de escuchar cosas nuevas, atreverse a escuchar algo diferente juntas es una alternativa recomendable.


Paola Carolina Valencia Villalobos

Create your own