Go Back

Estudio demuestra que hay poca esperanza de criar bulldogs Ingleses más sanos

Bulldog-Inglés-cachorro-lindo-perro

La cara chata del bulldog inglés y los adorables pliegues son como un par de sus características distintivas. Pero esas mismas características que hacen que los hacen irresistibles a sus dueños también pueden causar una serie de problemas de salud, que nos lleva a preguntarnos si esos perros podrían ser criados para ser más sanos.

Pero los resultados de una nueva investigación dicen que mejorar su salud puede ser difícil, en especial si los criadores no cruzan a está raza con otras. Los estudios encontraron que no existe mucha diversidad genética dentro de la población de los bulldog ingleses, lo que hace difícil traer nuevos genes a la mezcla para mejorar su salud sin salirse de la raza.

“El bulldog inglés ha llegado al punto donde la popularidad ya no es una excusa para los problemas de salud que pasa el bulldog promedio” dijo en un comunicado el coautor del estudio, Niels Pedersen de la Escuela Davies de Medicina Veterinaria en la Universidad de California. “Mejorar la salud a través de manipulaciones genéticas (cruza), presume que todavía existe la diversidad suficiente para mejorar la raza desde adentro”, dijo Pedersen. Sin embargo, “Hemos encontrado que existe poco espacio para estirar las piernas en la genética de la raza para hacer cambios genéticos adicionales”, añadió.

Las características del bulldog inglés son el producto de cientos de años de cruzas, pero los cambios en las características de los perros se han vuelto particularmente más rápidas en décadas recientes, dijo Pedersen. Los perros han sido criados por sus características que a la gente le agradan: una cara chata, una nariz corta, piel que se enrolla y una apariencia y personalidad digna de un niño, dijeron los investigadores.

Pero muchas de esas mismas características son las que le dan pie a los problemas de salud. La estructura de la cabeza del perro le hace más difícil jadear, lo que puede provocar que el perro se sofoque fácilmente en climas calurosos y le provoque dificultades al ejercitarse. La raza también está predispuesta a problemas óseos, lo que vuelve difícil para los bulldogs ingleses aparearse y dar a luz de forma natural. Además, los pliegues de la piel lo hacen susceptible a la dermatitis (inflamación en la piel) y a ciertas condiciones de los ojos. La genética de los perros ingleses también los hace susceptibles a desórdenes autoinmunes y otros problemas del sistema inmune.

En el nuevo estudio, los investigadores quisieron determinar si existía la suficiente diversidad genética dentro de la raza de estos perros cómo para hacer las mejoras suficientes en la salud de los perros con el patrimonio genético existente. La  diversidad genética se refiere a la variedad de genes que se encuentran en una población.

Ellos analizaron el ADN de 102 perros bulldog ingleses, la mayoría provenientes de los Estados Unidos. También incluyeron 37 bulldogs que habían visitado recientemente al veterinario debido a problemas de salud, para determinar si los genes de los perros “enfermos” eran significativamente diferentes de los de los otros perros.

El estudio confirmó que la población de los perros ingleses cuenta con una baja diversidad genética, resultado de la cruza que se centra altamente en ciertas características, mencionaron los investigadores.

La pérdida de la diversidad genética fue particularmente severa en la región del genoma que regula la respuesta inmune normal, dijeron los investigadores. Además de que los intentos actuales para cruzar perros bulldogs ingleses para que puedan tener nuevos colores de pelaje y un tipo de cuerpo más compacto pueden incluso reducir más la diversidad genética .

Una forma de reducir los problemas de los perros buldog ingleses sería reproducirlos con otras razas. De hecho, algunos criadores han empezado a cruzarlos con una raza americana llamada “Olde English Bulldogge” para crear el Bulldog Continental, con la esperanza de reducir los problemas de salud causados por la cruza. Sin embargo, muchos criadores creen que cualquier cambios significativo en el estándar actual en la raza, daría por resultado que los perros resultantes ya no serían bulldogs ingleses.


Ovidio Toro Griego

Create your own

Comments

Marcus Ortiz Romero     17 October 2017

Que pena que estos animalitos sean tan delicados.

Sierra Lojan Donaldson     16 October 2017

Tiene una linda carita, son adorables.