Go Back

Cómo hacer tu propia religión

persona-rezar-ocaso-sombra

Las definiciones de la palabra religión varían un poco y parece que cada persona tiene la suya. Por esto, debemos basarnos en una definición común para basarnos en la búsqueda de la religión propia. Según la RAE, la religión es un conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto. Tenemos entonces aquí cuatro partes que componen las religiones. La primera es la creencia en lo divino (cualquier entidad), la segunda parte son los sentimientos (se recalca la veneración y el temor), la tercera las normas morales y la cuarta las prácticas. Si esto es correcto, todas las religiones deben tener estas características y si vemos las religiones más importantes  y conocidas en el mundo como el cristianismo, el islamismo, el budismo y el hinduismo, podemos observar que si cumplen con estas características.

Ahora tenemos una base para crear nuestra religión. Lo que sigue hacer es crear o elegir una deidad divina que esté relacionada con el universo, su creación y propósito. Una forma divertida es creando una historia de cómo esa deidad decidió crear todo y qué es lo que espera de los humanos. Puede ser una entidad basada en la imagen del hombre, ya sea masculina o femenina o de características animales o alienígenas. Creo que lo que necesitamos en el mundo es un poco de diversidad. Llegamos a la segunda parte que involucra los sentimientos, necesitas que las personas te escuchen y sigan tu doctrina y la mejor manera de hacerlo es con el miedo. Es como la política. La gente siempre le teme a los castigos divinos y es lo que los mantiene al margen. Ya que les inculcas el miedo sigue la parte tres. Siguen las normas morales, la moral es lo que te inculca la sociedad en cuanto a lo que es bueno y malo para la toma de decisiones. Este es tu momento de decirles que hacer y qué no hacer. Puedes robar unas cuantas ideas, porqué no. Puedes decir cosas como no mentir o robar o no usar crocs. En cuanto a lo que pueden o deben hacer puede decir algo como pregonar por las calles que todos están mal menos los de la religión, un clásico. Por último están las prácticas. Puedes hacer que vayan todos los días a juntarse y venerar a tu deidad, que le lleven flores y gallinas o que le dejen unas cuantas gotas de sangre para la sed, tú decides. Así que estás listo. Ya tienes tu propia religión. Ahora sal y recluta unos cuantos fanáticos, digo… practicantes.

Si tan solo fuera así de sencillo, se sorprenderían si les digo que lo puede ser. Las religiones nacen con una idea y evolucionan con el tiempo. Todas partieron de alguien que decidió compartir su palabra. La religión es sumamente importante para el ser humano, aún los ateos tienen una forma de pensar particular y sin pensamientos de cambiar. Cada quién es libre de elegir la que mejor les convenga. Si te sientes abrumado y desesperado porque esperan que estés en alguna religión no te preocupes y mejor crear tu propia religión. No tienes que seguir una serie de reglas que ya están escritas desde hace muchos años. Puedes cambiar partes y hacer como tú quieras, no te límites a las viejas religiones. Tu religión podría convertirse en la nueva cienciología. 


Catalina

Create your own

Comments

Juan José Perez Gonzalez     13 October 2017

Lo principal es tener fe en algo y temor a ser castigado, aunque todos sabemos lo que es el bien y el mal, necesitamos de una fe para no perdernos.