Go Back

Dieta baja en carbohidratos para personas ocupadas

dieta-bajo-carbohidratos-ensalada-para llevar

Una buena alimentación puede llevarnos a una vida más saludable y a rendir más en todas las actividades que hacemos en el día. Pero a veces, como gente ocupada que somos, pensamos que es imposible comer saludablemente y no medimos las consecuencias que esto podrá llegar a tener en nuestros cuerpos en un futuro. Por eso, aquí te dejamos unos consejos para poder hacer una dieta baja en carbohidratos y seguir estando ocupado a la vez.

Dieta baja en carbohidratos: una aproximación conceptual

Una dieta baja en carbohidratos consiste en ingerir alimentos con bajo contenido en hidratos de carbono. Dichos alimentos deben ser naturales y no estar procesados.

Primero te vamos a decir qué alimentos vas a tener que abandonar para poder seguir esa dieta. Principalmente debemos dejar el azúcar, los edulcorantes y todo producto dietético. Tampoco nos conviene consumir grasas trans, productos procesados o aceites de semillas.

La base esencial de esta dieta es consumir mucha agua. Tener botellas de agua preparadas para afrontar el día es la mejor decisión para acompañar nuestra dieta. El agua no tiene agregados, nos rehidrata fácilmente, no contiene azúcar  y es 100% baja en calorías.

En lo que respecta a la alimentación, la gran noticia es que tienes permitido comer muchas cosas como: carne, verduras, huevos, pescado, cereales sin gluten, grasas, productos lácteos o frutos secos.

Las cantidades de alimento que ingieras estarán supeditadas por el tipo de vida que llevas, el peso corporal y la actividad física que realices. Ninguna dieta funcionará si no le agregamos actividad física.

Hablando de la dieta puntualmente, debemos ser aplicados con nuestras comidas, tener el triángulo de desayuno/almuerzo/cena como base y prepararnos una especie de menú semanal. Puedes hacer la comida para toda la semana en un día, aliviando un poco tus tiempos y el estrés de no saber qué preparar día a día.

Para los desayunos, podemos hacer una dieta a base de huevos y tocino, ir intercalando con tortillas, agregando vegetales a la mezcla.

En el almuerzo, trataremos de ingerir algo más liviano; pueden ser ensaladas, yogur, batidos, y agregarles almendras, nueces o proteínas en polvo.

Y en la cena, vamos a comer alimentos sólidos; podemos alternar hamburguesas, pescados, pollo, chuletas de cerdo y todo esto acompañado de alguna ensalada liviana.

Dieta baja en carbohidratos: algunos consejos

Es muy importante siempre tener a mano frutas y verduras, las cuales incorporarán distintas vitaminas a nuestro cuerpo. En el caso de las frutas, podemos ingerirlas entre comidas cuando nuestro cuerpo nos pida alimento.

Ingiere yogur, ya que es un gran aditivo a nuestra dieta y nos agrega calcio y proteínas. Obviamente, este yogur debe ser bajo en grasas y calorías.

Es esencial tener cuidado cuando se almuerza o cena fuera de casa. A veces, uno cae en la tentación y elige mal sus comidas. Igualmente, no es necesario evitar estos lugares, mientras uno piense bien qué comer; seguramente habrá opciones.

Las proteínas en polvo -como las mencionamos anteriormente- pueden salvarnos esos días en los que no tenemos ganas de cocinar y necesitamos proteínas. Además, es una ingesta económica comparada con el precio de algunos alimentos.

Así, llegamos al final de nuestro artículo, el que esperamos que sea de utilidad y les sirva para empezar a hacer una dieta sana y baja en carbohidratos.  Puedes seguir leyendo más artículos en Qué Busca. 


Juliana Fantino

Create your own