Go Back

¿La pornografía es adictiva?

Xxx-porno-computadora

El 25% de las búsquedas de internet son pornografía. La pornografía como la conocemos no fue siempre así, aunque no lo creas ha evolucionado para poder cumplir con todos nuestros gustos y deseos.

La pornografía tiene consecuencia profundas en el cerebro y actúa casi como una droga. El problema de la pornografía es que si prolongas el acto, tu tolerancia se incrementa, lo que puede causar que la gente siente que es adicto. Aunque la pornografía no es una sustancia física, provoca la misma pérdida de control y compulsividad de practicar la actividad aunque haya consecuencias negativas. El gran problema con el exceso de pornografía es que la exposición continuada puede causar cambios en el cerebro a largo plazo o incluso para toda la vida.

La dopamina es un neurotransmisor que se libera como recompensa cuando conseguimos lograr algo placentero, como comer o realizar una actividad sexual. La dopamina causa placer, lo que nos lleva a repetir la misma actividad en el futuro.

El Instituto Nacional de la Salud midió el nivel de adicción a las drogas con ratas. Las ratas fueron entrenadas para presionar un botón a cambio de la droga, lo que ayudó a  indicar que drogas son las más adictivas. El resultado fue que las drogas que causan una mayor liberación de dopamina eran las más adictivas; y aunque, desafortunadamente, no existe la pornografía para ratas, sabemos que la dopamina se libera durante la excitación sexual, que es lo que causa la pornografía.

Así que si pasas demasiado tiempo viendo pornografía, tu cuerpo libera mucha dopamina lo que refuerza el comportamiento, y esto no sólo causa que lo desees más en el futuro, si no que lo requieras. Todo esto causa que tu tolerancia por estimulación visual aumente cada vez más, lo que hace que sea más difícil exitarte en situaciones reales. La adicción a la pornografía también puede causar que encuentres a tu pareja menos atractiva.

Lo bueno es que no tiene que ser permanente, cuando te das cuenta de que es un problema grave que afecta tus relaciones puedes ayudar a detenerlo.

La respuesta a la pregunta es sí, la pornografía es adictiva, pero no es mala. Ver porno no es algo malo o bueno, en muchas ocasiones puede incluso ayudar a algunas personas para  entender, aprender, o simplemente tener una idea de lo que es. Aunque algunas veces dan figuras irrealistas tanto de la mujer como del hombre, pero todo es sobre conocimiento y una vida sexual saludable. Lamentablemente vivimos en una sociedad donde cualquier tema relacionado con el sexo es tabú y la gente prefiere no comentarlo, no saber ni informarse. Tanto la pornografía como la sexualidad son temas que tenemos que tratar y conocer para poder llegar a ser seres humanos maduros y completos.

Para concluir, como con todo, la pornografía tiene sus cosas positivas y las negativas y debemos utilizarla con moderación, de lo contrario podría haber repercusiones tanto de largo plazo como para toda la vida. Tenemos que seguir informándonos y lo más importantes, ser responsables.


Maria Jose Partida Lopez

Create your own