Go Back

¿Cómo hacer trampa en tu dieta?
1

comida rapida-no-tabú

En nuestro afán por querer perder peso comenzamos dietas estrictas. Al principio todo es llevadero, una manzana, dos tostadas y crema light. Iniciar un nuevo plan de alimentación parece algo simple, pero no es fácil, a esto se le mezclan muchos factores: eventos del trabajo, cumpleaños de familia y amigos o simplemente en unos de nuestros días de fieles seguidores de comida liviana se nos antoja una comida “prohibida”: pastel de chocolate, alfajores, cualquier cosa que no contenga verduras y frutas. Y allí es donde nuestra conciencia nos agobia… ¿Está bien hacer trampa en la dieta?

La respuesta es sí, podemos darnos permisos con la comida en pleno proceso de disminución de peso. Algunos estudios de sobrepeso y obesidad señalan que eliminar algunos de nuestros alimentos favoritos e intentar reemplazar las grasas por comestibles únicamente “light”, aumentan nuestras posibilidades de abandonar la dieta, produciendo un efecto rebote (de aumento de peso) e incluso afectando hasta nuestro humor cotidiano.

“La indulgencia ocasional hace que se siga una dieta más sostenible”, asegura la doctora Rita Coelho do Vale, autora principal de la investigación “The benefits of behaving badly on occasion: Successful regulation by planned hedonic deviations” publicada el año pasado en El Diario de Psicología del Consumidor. También a lo largo de este artículo se señala la importancia del autocontrol cuando nos damos permisos con la comida y sobre todo la relevancia de planificar con anticipación el “día libre de dieta”, realizando un listado de alimentos deseados, para que este tipo de proceso sirva de estímulo y recompensa para continuar con un plan de alimentación básico para la reducción de peso.

Cabe recordar que un día de trampa en tu dieta no está mal, los alimentos ricos en grasas producen mayor saciedad en nuestro cuerpo según la Nutricionista Karen Ansel, que recomienda agregar este tipo de alimentos a nuestras comidas diarias, para evitar que nos aburramos y que sea más factible seguir una alimentación con menos calorías.

Según la Licenciada en nutrición Sabrina Kuzawka, la ensalada sólo de verduras como una comida completa es saludable pues aporta pocas calorías, pero satisface nuestro hambre por un máximo de 2 horas, por ende en nuestros planes dietarios debemos incluir varios alimentos, no únicamente frutas y verduras sino también alimentos con contenido bajo y alto en grasas.

Así que ya sabes, no está mal darse pausas y permisos durante la dieta, por el contrario, resulta beneficioso para evitar los atracones de comida y la ansiedad de no poder comer algo delicioso. El problema no yace en comer tu platillo favorito o no, sino por lo contrario podemos comer lo que queramos de forma balanceada e incluyendo frutas y verduras sin aumentar nuestro peso, no es para nada negativo darnos “recompensas” por nuestro buen trabajo en las dietas.

La clave es realizar pequeñas trampas con las comidas en reducidas cantidades, debido a que psicológicamente eso nos genera una disminución de ansiedad por los alimentos que nos privamos para perder peso.  Debemos prestar atención a nuestra salud, a nuestro nivel de actividad física y por sobre todo a nuestra porción de comida chatarra, para evitar el sobrepeso.

¿Te ha sido de ayuda esta información? Déjamelo saber en los comentarios.


Dayana Alfaro

Create your own

Comments

Baudilio Sosa Mayonga     12 March 2018

¡Por supuesto que está bien hacer un poco de trampa durante tu dieta!, si no, ¿cómo la sobrellevarías? Lo importante es tener conocer límites y tener tu propósito bien claro.