Go Back

Tener padres divorciados no es tan malo

niño-padres-argumento-divorcio

Según estadísticas, el 50% de las parejas terminan en divorcio y el porcentaje aumenta a menor edad de los participantes. Recuerdo que cuando era niña y mis padres se divorciaron, me parecía algo poco común. La mayoría de los padres de mis compañeros estaban juntos y lo mismo sucedía en el resto de mi familia. Años más tarde la cantidad de divorcios crecía, y yo fui capaz, basándome en mi poca experiencia y en mi gran ingenuidad,  de diferenciar tres grandes grupos de pareja: los padres que se querían y eran felices, los padres que ya no se querían y seguían juntos por costumbre o tradición y los padres que ya no se querían pero elegían divorciarse, elegían volver a vivir.

Es muy común que se piense que el hijo “queda en el medio” de dos bandos, y esa es una de las razones por las que, a veces, dos personas deciden permanecer juntas: para evitarle un sufrimiento al hijo. Desde mi experiencia quiero contarles lo que se ve desde el otro lado: si no se quieren, vayan por el divorcio. No existe decisión más sana y generosa para un hijo. Si ponemos en la balanza –siempre priorizando su bienestar- ¿qué conviene más? ¿Convivir en un ambiente tenso, de peleas, gritos –y quizá más-, o en un clima relajado y feliz? Yo preferí la segunda opción, y todos, absolutamente todos los hijos de padres divorciados que conozco, también. Es un tema de salud mental. Claro que todo depende también de la edad del hijo en cuestión. Sí, al principio le va a doler, quizá se enoje o le cueste entender, pero a la larga lo agradecerá.

Un divorcio les muestra que existen diferentes tipos de familia: completa, incompleta, ensamblada. El hijo de padres divorciados aprende, desde el momento uno, a adaptarse: casas, camas, paredes nuevas, quizá también escuela. Va de aquí para allá; cambia de cama, de gente, de padre, y se adapta.

Por mi parte, lo más positivo que rescato del divorcio de mis padres es que los mostró humanos: “Mira, yo soy padre pero también soy humano, y cometo errores, y fallo y las cosas me salen mal”, es el mensaje que hay detrás. Un padre que fracasó delante de un hijo es un humano. Muchas veces los hijos tenemos a nuestros padres en pedestales: nada los toca, los hiere, los afecta. Los creemos invencibles. Y nos olvidamos que antes que ser padres son hombres, mujeres, personas, que sienten, piensan y actúan igual que nosotros.

Claro que tener un matrimonio exitoso y feliz no imposibilita tener una relación basada en la empatía con los hijos, al contrario: existen los valores como la perseverancia, la paciencia, la unión, el empoderamiento. Pero el tema que hoy quise tratar es que no es tan malo como se cree tener padres divorciados, principalmente por una razón: les abre la mente. Tener padres separados puede ser muy bueno o muy malo, pero creo que depende del enfoque y la importancia que uno quiera darle. Los valores, el amor, la unión padres-hijos y la familia no se pierden.


Candel escribe

Create your own

Comments

Laura Patricia Mateo Rojo     3 November 2017

Es algo muy difícil para las criaturas y mas si son pequeñas.

Melissa Martha Mora     3 November 2017

Es algo triste pero es algo que cada día se ve mas seguido.

Miriam Juana Hernández Gerena     2 November 2017

En estos tiempos es algo normal, yo se no debería ser pero así es.

Juan José Perez Gonzalez     2 November 2017

los valores de familia como sociedad parecen que ya no son iguales a los de hace 50 años. Hoy en día se valora más la libertad del individuo.

Rebeca Aragon Obrado     1 November 2017

Desgraciadamente es algo que lo vemos como algo normal en estos días, cada ves los divorcios son mas comunes, deberíamos ya no casarnos, tal vez vivir un tiempo juntos sin tener hijos y ver si funciona, y si no funciona, bueno, cada quien a su casa.

Alicia Carolina Zazueta Lucio     1 November 2017

Es algo casi normal en estos días, casi la mayoría de mis amigos son hijos de padres divorciados y mas de una vez.

Alison Ruigomez Bellera     31 October 2017

Ya es algo casi normal en estos tiempos

Deborah J. Albarado     31 October 2017

No es nada nuevo, cada vez hay mas y mas padres divorciados.

Aileen Rivera Diaz     31 October 2017

Tener padres divorciados en estos días es mas común.

Veronica F. Barcena Rosagro     31 October 2017

Estoy de acuerdo, si ambos padres sienten que están en su limite y ya no aguantan a la otra persona, si es mejor que se divorcien. Pero esto puede causar que los hijos sientan que ellos tienen la culpa por la separación de sus padres. Así es importante decirle a los hijos que ellos no tienen la culpa y de hacer tiempo para convivir con los hijos.

Casia Cifres Valdivia     30 October 2017

El divorcio es algo muy triste que siempre afecta a la mayoría de las familias, y es impredecible, cuando uno se casa esta ilusionado, enamorado y uno hace planes para el futuro de formar una familia y cosas así, pero un día te das cuenta que el amor ya se fue, que todo se convirtió en rutina, que no recibes la misma atención, que el convivir se ha vuelto insoportable, tratas de cambiar las cosas pero ves que eres el único que lo intenta y es cuando piensas mejor en la separación y divorcio