Go Back

Vacaciones en la nieve: ¿Qué me pongo?
1

madre, niños, nieve, invierno

No es lo mismo enfrentarse al frío de la nieve que al frío de ciudad. En el sur de nuestro país, las temperaturas varían de -15° a 3° en pleno invierno, lo cual nos obliga a pensar y repensar qué vamos a vestir para salir al mundo. Utilizar ropa y accesorios adecuados nos va a evitar posibles lesiones como fracturas o esguinces, quemaduras por el contacto con la nieve de manera directa o por el sol y, a su vez, nos va a permitir disfrutar más y sin preocupaciones.

Según la “teoría de las tres capas”, la ropa que utilicemos tiene que dividirse en:

Una primera capa de ropa, que sirve para dejar pasar la transpiración y para mantener el cuerpo seco. Debe quedarnos al cuerpo y ajustada, pero sin apretar. ¡Ojo! Es muy importante evitar prendas de algodón ¿Por qué? este material absorbe la traspiración y tarda mucho en secarse, por lo que producirá el efecto contrario: nos hará tener más frío.

Una segunda capa, que se encarga de mantener el calor corporal y, al igual que la anterior, a expulsar la transpiración. Se pueden utilizar prendas de fibras sintéticas (poliéster), o naturales (lana). Podemos usar, por ejemplo, un buzo polar.

            Y, finalmente, una tercera, que nos protege del viento y de la humedad exterior. La ropa de esta capa debe ser de excelente calidad, los más transpirable e impermeable posible. De ser un tejido absorbente, no permitirá la total expulsión de la transpiración, lo que puede llegar a causarnos hasta un grado de hipotermia. Un pantalón y una campera impermeable son suficientes. También existen equipos especiales de nieve que se pueden alquilar en casi todos los centros de esquí y/o snowboard.

            Pero además, hay que tener en cuenta ciertos accesorios que son casi o igual de imprescindibles.

•Usar guantes impermeables nos evitará posibles lesiones o quemaduras en las manos al tener contacto directo con la nieve. Si la temperatura es muy baja, podemos sumar un gorro y una bufanda.

•El calzado también es muy importante: la mejor opción son las botas “apreski” o de nieve. Son impermeables, no resbalan y tienen altura para evitar enterrar el pie en la nieve.

•Protector solar y labial: La baja sensación térmica es engañosa: creemos que, porque hace frío, el sol no quema. Y cuando estamos en la nieve ocurre justamente lo contrario: se produce un efecto “rebote” que aumenta la intensidad de los rayos del sol. Usar protector solar de factor 30 –cómo mínimo-, evitará quemaduras en la piel.

Así como cuando vamos a la playa nos ocupamos de guardar el traje de baño y la toalla en el bolso, tenemos que tener ciertos recaudos a la hora de armar la valija para ir a la nieve. Remeras y camisetas térmicas, calzas, medias, gorros, bufandas y camperas abrigadas son algunas de las cosas que no nos podemos olvidar.


Candel escribe

Create your own

Comments

Melissa Martha Mora     12 March 2018

Aún no he planificado ningún viaje a un lugar con clima frío, pero cuando lo haga tendré estos consejos en cuenta.