Go Back

Tu cuerpo no es un gasto, es una inversión

batido-cócteles-frutas

Muchas veces la comida chatarra resulta más barata que comer saludable. Sí, de seguro los costos de esas cadenas de hamburguesas y pizzas sean muy bajos. Pero ¿Cuál es el precio total –no sólo monetario- que estamos pagando? Ingerir comida “basura”, llena de conservantes, harinas refinadas y grasas saturadas, puede costarle menos a nuestro bolsillo pero bastante más a nuestra salud. Y es que con esto hay un problema: la salud no se compra ni se recupera.

Es muy importante el “comer consciente”. Pequeños actos como cambiar la harina refinada por la harina integral, que es de más fácil digestión, ayuda a disminuir la producción de insulina y, por lo tanto, a un menor aumento de peso. Si estamos en un plan de aumento o descenso de peso, lo primero que hay que tener en cuenta es que no basta con restringir la cantidad y el valor calórico de lo que ingerimos por unas semanas, sino cambiar nuestra forma de pensar: ¿Y si en vez de una dieta elijo un plan de alimentación que pueda perdurar a lo largo del tiempo?

Una vez que comprendimos que una alimentación saludable debe ser un estilo de vida, es bueno contar con la ayuda de un profesional que nos enseñe y nos guíe en el camino de conocer nuestro cuerpo. No todos los organismos asimilan y reciben al alimento de la misma manera. El nutricionista nos ayudará a saber qué, cómo, cuánto, y de qué manera es aconsejable dividir los alimentos a lo largo del día. ¡Ojo! Un buen plan de alimentación, a no ser una excepción, debe tener en cuenta todos los nutrientes.

Consultar a un especialista nos evita caer en la publicidad engañosa que circula en internet y además, desmitifica grandes creencias tales como que las harinas engordan y que hay que suprimirlas de nuestras comidas por completo. Esto es un error, y se agrava aún más si soy, por ejemplo, una persona a la que le gustan las comidas con hidratos de carbono como un plato de pastas. Si le quito a mi cuerpo y fundamentalmente a mi cerebro, el hidrato de carbono, estoy logrando dos cosas,  y ninguna de ellas positiva:

-Quitarle una gran fuente de energía y...

-Sensación de abstinencia. Cuando “prohibimos” algo que nos gusta, se genera un sentimiento de adicción que termina en un ya conocido “atracón”, la forma de comer desesperadamente en corto período de tiempo.

El cuerpo es una máquina que necesita estabilidad, equilibrio. Es nuestro envase, es lo que habitamos por el resto de nuestras vidas y debemos empezar a cuidarlo. Porque cada cosa que ingerimos tendrá una consecuencia –buena o mala- en el futuro. Como ya bien dice el dicho: “Es mejor prevenir que curar.”


Candel escribe

Create your own

Comments

Sierra Lojan Donaldson     13 November 2017

Si es muy cierto una dieta saludable cuesta mucho.

Mercedes Marquez Manota     13 November 2017

Si para cuidarse uno hay que tener una dieta rica en frutas, verduras, pecado y es lo mas caro en el mercado.

Laura Patricia Mateo Rojo     10 November 2017

Lo mas rico y dañino para nuestra salud es la comida económica que es la chatarra.

Melissa Martha Mora     10 November 2017

Claro nuestra salud es una inversion un poco costosa en estos tiempos.

Arturo Vega Estrada     9 November 2017

Una inversion costosa porque todo lo que debemos comer que es saludable es lo mas caro.

Juan José Perez Gonzalez     9 November 2017

Hay que disfrutar la vida de vez en cuando. Para mi, no sería vivir si no pudiera comer pizzas o hamburguesas con papas.

Rebeca Aragon Obrado     8 November 2017

Lo siento pero no podría dejar mi hamburguesa de los fines de semana.

Marcus Ortiz Romero     8 November 2017

Qué?¿Las hamburguesas y las pizzas son baratas? No se donde los compra porque por donde yo vivo esa comida es cara. A menos de hable de hamburguesas y pizzas que venden congelado y en paquetes. Pero las hamburguesas y pizzas de buena calidad y fresca son caras.

Alison Ruigomez Bellera     7 November 2017

Es difícil no caer en las tentaciones de la comida chatarra, pero de vez en cuando no esta mal.

Aileen Rivera Diaz     7 November 2017

Un antojito de vez en cuando no esta mal, no crees?