Go Back

A veces la motivación no es suficiente

bombilla-electricidad-auto motivación

¿Te has llegado a preguntar por qué es que en ocasiones tenemos tantas ideas asombrosas, innovadoras y aun así no logramos activarnos y hacer algo respecto a ello? Podemos llegar a pensar que es por falta de motivación, sin embargo va mucho más allá. En bastantes ocasiones he estado en situaciones en las que sé qué es lo que tengo que hacer, pero me cuesta encontrar la iniciativa para hacerlo y hablando con otros amigos observé que es un patrón muy común en el comportamiento humano. ¿Pero, por qué es que esto ocurre en nosotros?

Resulta ser que nuestra mente puede ser nuestro mejor aliado y a la vez también nuestro peor enemigo. Nuestra mente está programada para hacer todo aquello que nos hará bien, es por naturaleza, y aun así existen momentos en los que queremos hacer algo que sabemos que mejorará nuestra vida, pero no lo hacemos porque nos llega un sentimiento de duda, miedo, y todo esto por hacer algo nuevo que requiere de fuerza, determinación y que muy probablemente haya probabilidad de salir lastimado.

La mente es tan poderosa que antes de ejecutar alguna acción, identificará el riesgo que hay detrás de lo que se planea hacer y si nuestra mente encuentra algún riesgo activará un mecanismo de defensa que interrumpirá cualquier acción. Uno de estos mecanismos de defensa se llama el efecto del foco de atención que amplificará los riesgos interrumpiendo las actividades. Este mecanismo se activa cuando llegamos a dudar, de esta forma funciona como una protección hacia cualquier posible factor de riesgo.

Cuando tenemos un plan y queremos ejecutarlo, no hay que esperar a que la motivación llegue a nosotros pues ésta llega cuando es algo importante para nosotros, pero cuando queremos iniciar con un nuevo hábito a veces nuestra mente no lo percibe como importante y entonces la motivación nunca llega. Es en estas situaciones en las que no deberíamos depender de nuestra motivación ni inspiración, sino en nuestra voluntad de querer hacer cambios en nuestra vida. Puede ser que sepamos hacia dónde queremos ir, pero no logramos activarnos y tomar las medidas necesarias para darle ese giro a nuestra vida y colocarnos por el camino correcto, aquel que nos llevará a la menta. Si nos quedamos esperando a que la motivación nos llegue, quizá sea demasiado tarde.

El ser humano responde de distintas maneras antes las adversidades en la vida. Y día con día, estamos tomando un gran número de micro decisiones que o nos acercan o nos alejan de la meta principal. Decisiones como no comer sanamente, llegar tarde a algún lugar, no alistarnos a tiempo, quedarnos unos 5 minutos más en cama, falta al trabajo, etc., son aquellas decisiones que debemos dominar y no depender tanto de la motivación sino de la determinación que uno tiene para tomar las riendas de su vida.

Existe un dicho que dice, “Más peca el que conoce el bien y no lo hace que el que no lo conoce.” A veces sabemos qué es lo que debemos hacer, pero no logramos conseguir que nuestro cuerpo se active en el momento que es necesario. Será necesario que nos levantemos y que empecemos a actuar para lograr aquel cambio que buscamos. Quizá puedes comenzar a ir a correr, caminar o haz yoga. Sólo tú tienes el poder de quitar todo obstáculo que te esté limitando a alcanzar la vida que buscas.


Abraham Aragón

Create your own

Comments

Laura Patricia Mateo Rojo     17 November 2017

Siempre es importante que exista la motivación en todo.

Deborah J. Albarado     14 November 2017

Que nunca falte la voluntad ni la creatividad.

Aileen Rivera Diaz     14 November 2017

Eso si nuestra mente es algo increíble.

Luis Camacho Rodriguez     14 November 2017

Hay una frase en ingles que dice donde hay una voluntad, hay una manera.