Go Back

5 problemas que surgen de la religión

Que-Busca-Believer

Todos tenemos derecho de practicar la religión que mejor se acomode a nuestras creencias y cultura. No hay nada que discutir ahí. No obstante, aun siendo de la religión que sea, te encuentras con personas que practican su religión y cruzan la línea de ser molestos. Unas religiones son más secretas que otras y creo que eso tiene algo que ver. Como estas diferencias parecen nunca terminar, tenemos los 5 problemas que todos tenemos con la religión.

1. Evangelizar/pregonar/convertir a la fuerza (coff coff)

Esto se ve particularmente en las religiones de tipo cristianas o creyentes en un solo dios. En algunos lugares hablamos de los testigos de Jehovah que van de casa en casa para predicar sobre su religión. El problema no está en ayudar a alguien e invitarlo pero es que no termina ahí. Son tan insistentes como los que llaman para que te cambies a la compañía telefónica Movistar. Algunos otros cristianos y católicos también ejercen presión a la hora de “evangelizar”. No encuentro el propósito de orillar a alguien a ir a su iglesia por la fuerza. Creí que la religión era una decisión propia y respetada.

2. Esos pequeños detalles que todos tenemos al salir con amigos

Por ejemplo, sales con tu grupo de la universidad y cada quien practica su religión pero cada una fija sus limitantes. Si quieren ir a un bar, alguien no toma alcohol y al parecer tampoco pueden siquiera entrar al lugar, si piden alitas, alguien no come pollo, piden nachos con carne, alguien no come carne, es el cumpleaños de alguien y uno de tus compañeros no festeja nada. Es de respetarse pero es casi imposible no enfadarse al enfrentarse a estas situaciones donde los planes se vienen abajo por culpa de la religión y todos terminan comiendo en la cafetería.

3. Las eternas batallas morales/éticas

Últimamente en México hemos tenido una serie de marchas en contra de las familias de parejas homosexuales. Esta ha sido encabezada por miembros de iglesias católicas y cristianas. Podemos ver la falta de respeto ajeno al pedir que se le restrinjan los derechos a los demás. El mismo problema surge con el aborto, el matrimonio homosexual, los transgénero y la educación sexual en las escuela (quiero creer que la evolución ya no está en duda). Según hace mucho, la iglesia y el estado se había separado. No creo ver bien esa separación. Cada quien tiene derecho a hacer lo que le sea conveniente y si a alguien no le parece pues que no lo haga.

4. Quién es mejor

Siempre veo a un miembro de una religión pelearse con alguien de otra por su superioridad. Cada quien piensa que su religión es la mejor (por eso la practica), está de más iniciar discusiones aniñadas de “uno más que tu” por algo como es la religión. La religión debería traer paz interna y mejoramiento continuo. Dejemos de usarla como combustible para fuego.

5. Simplemente las peleas

Ya sean discusiones verbales, agresiones, discriminación, guerras, bombardeos, homicidios, holocaustos todas esas formas de violencia van en contra de lo que deberían predicar y enseñar las religiones. Estamos en la tierra para llevarnos bien, tolerarnos por lo menos. Han muerto tantas personas por ideologías religiosas que cuesta trabajo pensar que según es para el bien común. Seamos respetuosos, compartamos conocimiento, ayudemos al otro y dejemos que cada quien sea mejor como pueda. La religión no es mala, algunos religiosos lo son. No dejemos que ellos ganen. Olvidamos las peleas.


Catalina

Create your own

Comments

Paola Olabuenaga Navedo     12 December 2017

Yo leí una novela de ciencia ficción que tiene un idea interesante acerca de la religión. La idea era una ley universal donde está prohibido hablar de la religión en público. No puedes convertir a nadie en público y no había prejuicio debido a la religión de uno. Me parece bien esta idea.

Casia Cifres Valdivia     11 December 2017

Yo prefiero estar alejada de todas y cada una de las religiones, tengo fe y creo en un Dios, pero no voy a ninguna iglesia.

Luis Camacho Rodriguez     11 December 2017

La #2 no aplica. Si alguien no puede beber por su religión puede pedir algo no alcohólico cómo si fuese el conductor designado. Igual con la carne, si no puede comer puerco entonces se pide algo aparte que no sea puerco para esa persona y problema resuelto.

Aileen Rivera Diaz     5 December 2017

La religion es algo muy sensible y es mas bien un negocio.