Go Back

No tengo amigos
1

columpio, mujer, puesta de sol

Soy una persona tranquila, quiero creer que alguien promedio. También me gustan las rutinas. Todos los días me dedico a hacer lo mismo. Me despierto, desayuno usualmente lo mismo, me arreglo y salgo al trabajo, regreso a casa, como, veo algún programa hasta que es hora de ir a dormir. Mi trabajo es sentarme tras un escritorio sin interactuar con otros colegas o clientes. Es bastante tranquilo. Aburrido, ¿no es cierto? Sí, en verdad lo es.

Vivo en un país lejos de mi familia. Cada luna llena nos hablamos un rato por videollamada. Ese creo que es el momento más emocionante e impredecible de mis días. Mi verdad es que no tengo amigos.

Nunca fui considerado una persona solitaria, más bien de esos que hablan con todos pero no crea lazos profundos. Nunca lo vi como un problema. Me cuesta algo de trabajo llegar a ese punto con alguien y creo que solo es mi personalidad. De cualquier modo, nunca había estado solo. Siempre había gente que conocía con la que podía pasar algunos ratos.

De niño tuve dos amigos, muy buenos amigos. Mis mejores amigos durante años. Pero, cuando uno crece las cosas se vuelven más complicadas y las amistades a veces deben terminar.

Ahora soy un adulto. Me encuentro rodeado de personas que no conozco. No tengo un trabajo que me permita hablar con alguien. No tengo amigos que me presenten a otros. Si salgo a tomar algo, no siento la inquietud de acercarme a alguien para conversar si yo sé que no soy bueno con las amistades.

Una vez se me acercó una chica en un bar. Era bonita y parecía alegre. Comenzó a platicar conmigo pero no pude continuar con la conversación y ella se disculpó para volver con sus amigas. Esto es lo más cercano a una amistad que he tenido en más de un año.

Tal vez piensen que soy un solitario raro que causa una mala impresión y por eso la gente no se queda para seguir charlando. Soy un tipo común y corriente. Fui a la universidad y soy graduado de arquitectura. He vivido en varios países y hablo 3 idiomas. Supongo que estas cosas son tema de conversación y a la gente le gusta conocer a los extranjeros. Mi caso es igual. Hay personas que se me acercan pero por alguna razón no los vuelvo a ver.

A decir verdad, no me siento con la necesidad de hacer amigos. No me gana la soledad o me molesta salir solo. Estoy seguro de que cuando encuentre a alguien que entienda mi manera de ser, esa persona me dará su número o me invitará a vernos de nuevo.

Esto es algo que quiero decirle a los que pensaron que esta historia es deprimente o patética. Tener amigos es muy bueno pero no tenerlo no te convierte en un raro ni es algo que tienes que salir a buscar ya como si fuera comida. Las amistades pueden nacer si las buscas pero creo que es mejor cuando suceden por si solas con base en la forma de ser de cada persona. Si no tienes amigos, seguro alguien por ahí te verá y comenzará una conversación contigo, se dará cuenta de tu forma de ser y encontrará la manera de ser tu amigo. No hay nada de malo en dejar que las personas se acerquen a ti. 


Catalina

Create your own

Comments

Mercedes Marquez Manota     21 May 2018

Es una pena que no puedas hacer amigos con la misma facilidad que los demás y de verdad espero que encuentres a alguien en tu vida y con tus mismos gustos que te demuestre cómo es una verdadera amistad.