Go Back

Momia araña de 99 millones de años tenía colmillos de cuerno

araña

Hace 99 millones de años, dos arañas bizarras, cada una contando con duros y resistentes cuerpos acorazados y cuernos en sus colmillos, fueron fosilizadas en un árbol pegajoso que se convirtió en ámbar.

Estuvieron ahí hasta que recientemente los científicos descubrieron el trozo de ámbar y analizaron las arañas atrapadas en su interior.

Esas antiguas y extintas arañas eran parte de una familia arácnida llamada Tetrablemmidae, un grupo cuyos machos por lo general contaban con cuernos en sus cabezas y colmillos, dijo el director de la investigación, Paul Selden, profesor de paleontología de invertebrados en la Universidad de Kansas.

Pero la nueva especie identificada tiene cierta "complejidad" en sus cuernos, ya que cuenta con dos clavijas en sus extremidades, lo que es peculiar, incluso para una araña Tetrablemmidae, mencionó Selden.

"El nuevo fósil es de un macho adulto y lleva esos cuernos al extremo", mencionó Selden. "Sin embargo, la nueva especie puede ser categorizada de manera sólida dentro de la familia moderna y es similar a las especies que viven al Sudeste de Asia y China en la actualidad".

Ambos de los fósiles de Ámbar vienen de una mina del norte de Burma (también conocido como Myanmar). Selden se topó con un comerciante que vendía especímenes y el científico y su colega se decidieron a comprar esos que encontraron científicamente interesantes.

Las arañas Tetrablemmidae por lo general cuentan con seis o menos ojos, pero los investigadores no pudieron encontrar ninguno en los especímenes de la era cretácica, muy probablemente debido a que esas partes del cuerpo no se conservaban bien, mencionó. De cualquier manera, los fósiles se asemejan a la araña Tetrablemmidae moderna del género Sinamma, la cual vive en el sudoeste de China. Las especies Sinamma cuentan con ojos en la parte superior de su cabeza, así como la nueva especie recién descubierta, mencionaron los investigadores.

"Lo que llamó mi atención de esta araña, fue la enorme protección en su cabeza, sus enormes ojos y esos extraños cuernos en sus colmillos", mencionó Selden.

Selden y sus colegas nombraron a la nueva especie electroblemma bifida. El origen de su nombre se refiere al griego "elektron" o ámbar y "blemma" o apariencia, un sufijo común utilizado para arañas Tetrablemmidae. El nombre de la especie se refiere a las extremidades al final de sus cuernos, en los colmillos, mencionaron los investigadores.

Por lo general las arañas Tetrablemmidae tienen corazas duras como un plato, que cubren su cuerpo, lo cual las defiende de los depredadores, como las avispas caza arañas, mencionó Selden. Esas son por lo general pequeñas, alrededor de un cuarto de pulgada (0.6 centímetros) de largo. Los especímenes fosilizados son ligeramente más pequeños, un poco por debajo de las 0.6 pulgadas (1.58 milímetros) de largo.

Los ancestros de las Tetrablemmidae son conocidos de islas del Océano Índico y no queda muy claro cómo es que la araña tetrablemmidae se esparció por el Sudeste de Asia durante la época prehistórica, pero Selden y sus colegas tienen una idea. El ámbar birmano ocurre en capas geológicas llamadas bloque Burma del Oeste, el cual estaba unido a Australia hace 400 millones de años, mencionó.

"Eso fue antes de que las aranas fueran conocidas en el planeta tierra", mencionó Selden. "Por más de un milenio, este pedazo de tierra se movió hasta unirse con el continente al cual llamamos eurasia, y duro algo de tiempo durante el periodo jurásico".

Durante ese periodo, esos Tetrablemmidae de alguna manera llegaron a su nuevo hogar en Eurasia del Sudeste y se diversificaron con otros insectos, muchos de los cuales también se encuentran fosilizados en el ámbar, mencionó Selden.


Ovidio Toro Griego

Create your own