Go Back

¿Una tenebrosa araña de cueva? No, es una nueva especie de escarabajo

Que-Busca-Escarabajo-Arana

Se ha encontrado en una cueva serbia lo que parecen ser arañas viviendo en las rocas de las paredes y techos, pero resulta ser que estas arañas son en realidad escarabajos, de acuerdo a un nuevo estudio.

Mientras se sigue investigando el árbol genealógico de esta criatura, nuevos estudios han encontrado dos nuevas especies de estos escarabajos con piernas curvas. El estudio basado en el análisis molecular del ADN del escarabajo de la cueva, descubrió un nuevo gen, Graciella, con el cual cuentan al menos cuatro especies del escarabajo.

El estudio fue dirigido por Iva Njunjić, bióloga de cuevas de la Universidad de Novi Sad en Serbia. En Serbia, Montenegro, Croacia y cerca de las naciones de Balkan, se encuentran múltiples sistemas de cuevas, los cuales son el hogar de todo una variedad de organismos adaptados a éstas. Un ejemplo es la salamandra de cueva europea u olm, una criatura ciega y de poco color que se mueve por su ambiente a través del olfato, tacto y la detección de campos magnéticos.

Los escarabajos de cueva evolucionaron de sus ancestros que vivían en la superficie, quienes poseían una apariencia similar a la de los escarabajos promedio, con cuerpo relleno y piernas cortas. Sin embargo, el animal adaptado a la cueva no cuenta con ojos, alas, ni color. Sus piernas y antenas son extremadamente largas debido a que los escarabajos compensan la falta de visión con el tacto. Esas largas extremidades, combinadas con una parte trasera corporal gorda (la cual ayuda a almacenar grasas durante épocas de hambre), le da a los escarabajos su apariencia arácnida.

Los investigadores mencionaron que debido a que la mayoría de los animales que viven sus vidas enteras en cuevas desarrollan características similares (cuerpos pálidos, sin ojos), puede ser difícil distinguir las lígeras diferencias entre especies. Por esto, Njunjić y sus colegas realizaron un análisis molecular para detectar las diferencias genéticas entre los escarabajos de cueva recolectados en Montenegro, Bosnia y Herzegovina y Croacia. Los resultados concluyeron que las especies que cuentan con el gen Anthroherponactually descienden de más de un ancestro en común. Por lo tanto, los investigadores derivaron un nuevo gen, Graciliella, encontrado en especies de Montenegro y Croacia.

El gen obtiene su nombre debido a las largas piernas de los escarabajos. Hasta ahora se han encontrado cuatro especies, incluyendo dos nuevas: Graciliella kosovaci y Graciliella ozimeci. Cada una parece similar ante el ojo humano, pero los investigadores encontraron ligeras diferencias anatómicas, como los genitales. (Los genitales suelen ser un buen elemento para lograr diferenciar entre especies, debido a que deben de ser compatibles para un apareamiento exitoso.)

De acuerdo a Njunjić y sus colegas, no es extraño para una especie Graciliella el existir en una sola cueva. Los escarabajos obtienen sus nutrientes y se hidratan del agua que se filtra por la parte superior de la cueva, lo cual significa que los insectos son vulnerables a la contaminación del agua.


Ovidio Toro Griego

Create your own