Go Back

10 lecciones que todo dueño de un gato aprende

gato-minino-cerca-plantas-jardin

Hace tres años Jade, una gata negra, se unió a nuestro grupo familiar. Así, sin proponérnoslo, nos inscribimos en un curso de conducta gatuna. Si has tenido uno de estos animalitos, los comportamientos que aparecen en la siguiente lista te resultarán familiares. En caso contrario, aprenderás diez cosas sobre los mininos sin necesidad de buscar una caja de arena.

  • Les encanta dormir.

Los gatos invierten mucho tiempo en recuperar energías. A menudo hemos dejado a Jade durmiendo en casa, a solas, para hacer nuestras diligencias porque sabemos que su reposo no terminará antes que regresemos. 

gato dormido

  • Descansan en sitios diferentes. 

Los humanos estamos habituados a dormir siempre en el mismo lugar; los gatos no. Para nuestra mascota, ningún sitio es suficientemente confortable como para servir de lecho por mucho tiempo, ni siquiera por un día.

posicion extrana-gato-sueno

  • Se acicalan con frecuencia.

No entendíamos cuán prioritaria era la higiene para los felinos hasta que adoptamos a Jade. Casi cualquier instante es favorable para asearse con la lengua: antes de dormir, luego de recibir cariño, después de comer...

gato-aseo

  • Son quisquillosos con la comida.

Imagina que eres chef y te toca atender a un comensal exigente. Ahora imagina que ese comensal maúlla con insistencia. Así son los gatos en materia de alimentación. Nuestra mascota de ojos verde encaja en ese perfil.

gato-comiendo-comida-cena

  • Cazan aunque no tengan hambre.

Lagartijas, pájaros y mariposas que osen invadir el perímetro de nuestro hogar están en peligro. Las demandas del estómago no son un requisito indispensable para que los gatitos deseen acechar a sus presas.

caza-gato-pajaro

  • Necesitan tiempo para estar solos.

Los gatos disfrutan de una buena compañía, pero, al igual que los seres humanos, no la necesitan constantemente. Por eso no tiene nada de extraño que Jade acostumbre quedarse en una habitación solitaria de cuando en cuando.

gato-manta-escondite

  • No controlan sus garras.

Jugar con estas fierecillas es un deporte riesgoso. Cuando menos te lo esperes, la intensidad del juego las llevará a dejarte cicatrices. Podría enseñarte algunas de las que mi familia se ha ganado, pero no te gustarán mucho.

garras-gato

  • Son muy sigilosos.

El talento de los gatos para pasar desapercibidos es impresionante. Basta con que dejes de prestarles atención brevemente para que se esfumen y te dejen preguntándote dónde están metidos ahora. Nos pasa con Jade a diario.   

gato-robar-pizza

  • Les gusta la calidez.

Los mininos disfrutan de la agradable sensación que el calor les produce. Eso explica por qué nuestra gata aprovecha cada ocasión que surge para asolearse junto a una ventana o subirse al regazo de algún miembro familiar.

gato-calentador-durmiendo

  • Tienen horas inquietas.

En determinados momentos los gatos son víctimas del impulso de quemar calorías. Cuando nuestra mascota lo siente, todo se vale, desde corretear por el pasillo y subirse a las mesas hasta trepar estantes y derribar adornos.

gato-jugando

Aunque estas costumbres son comunes a todos los miembros de la especie, puedes diferenciar a un gato de otro por sus peculiaridades. Por eso cada adopción es una aventura llena de grandes sorpresas y emociones.


José Court

Create your own