Go Back

5 maneras de identificar a alguien obsesionado con la religión

QueBusca-Mujer-Orando

Las religiones han existido por muchos años, tantos que cada religión tiene su propia creencia en cuanto a cómo se creó la tierra gracias a su “ser divino”. La principal característica de una religión es la adoración de un ser divino, supremo, una deidad a la cual le rinden tributo por medio de rituales que se ajusten a sus creencias.

En algunos lugares del mundo se dice que toda persona es libre de elegir qué religión prefiere seguir, sin embargo, en otras culturas se dice y enseña generación tras generación sobre la religión que se tiene que aprender y alabar por tradición.

Ahora bien, hay quienes siguen una religión como una parte de su vida y, por el lado contrario, existen personas que desarrollan una obsesión por la religión que profesan, la cual no es una parte de su vida, sino su vida entera. Es el aspecto que mayor importancia tiene, todo lo demás gira en torno a las reglas que establezca dicha religión.

Probablemente cerca de tu círculo social haya alguien adicto a sus creencias religiosas y estas son las maneras en que puedes identificarlo fácilmente, con el simple hecho de poner atención en sus comportamientos, rutinas y pláticas cotidianas:

1. No puede salir si tiene un evento relacionado con su religión

Por lo general se escoge un día en que se hace la adoración a la deidad correspondiente, pero una persona adicta a la religión quiere estar presente en todos los eventos que se realicen, incluso si no tiene nada que hacer va ahí voluntariamente a ver qué actividad puede realizar, dejando de lado convivencias y experiencias que puede tener con otras personas fuera del círculo religioso.

2. En cualquier plática intenta relacionar todo con la religión

No importa el tema del que se hable siempre encontrará una manera de explicar cómo eso se relaciona con lo que se profesa en su religión y suelen decidir si el tema del que se habla es correcto o incorrecto basándose solamente en lo que les han enseñado en su religión.

3. Siempre intenta forzar a otros a creer en su religión

Esto lo hacen porque consideran que su religión es mejor y predomina sobre las demás, por lo tanto quieren que tenga más seguidores como si fuera un tipo de competencia o rivalidad con quienes tienen creencias distintas. No saben distinguir la diferencia entre una simple invitación y el insistir hasta el cansancio en que su visión religiosa es el único camino a seguir para estar bien.

4. Les molesta escuchar explicaciones científicas sobre el origen del universo

Este tema de conversación siempre llevará a una discusión ya que su obsesión hace que sean ciegos y no sean capaces de aceptar diferentes creencias y puntos de vista. Se les enseñó que su deidad creo el universo y que no hay otras posibilidades, es por esto que si quieres evitar una discusión intensa no toques este tema con un fanático religioso.

5. Consideran más importantes a los integrantes de su religión que a su propia familia

Las opiniones, problemas y eventos importantes de sus compañeros religiosos siempre serán más importantes que las de su familia, sobre todo si la familia no profesa la misma religión o no tiene un grado de obsesión hacia esta.

La mejor solución para poder convivir con una persona que tiene una grave obsesión por sus creencias religiosas es establecer límites desde un principio, de manera educada dejarle claro a la persona que a pesar de que piensan diferente en cuanto a religión existen muchas cosas más de las que pueden hablar y distintas maneras de convivir que no impliquen el profesar una religión específica.

Si se sabe reconocer a un fanático religioso mientras más rápido se establezcan esos límites será más sencillo establecer una relación con la persona sin ningún choque de creencias que ocasione problemas.


Karen Priscila Sandoval Renteria

Create your own