Go Back

Lecciones de seducción

QueBusca-Pareja-Seduccion-Carnal

Todos, absolutamente todos, somos capaces de seducir. Al menos así lo cree Will Smith en la película “Hitch. Especialista en seducción”, y lo demostró el muy poco agraciado Woody Allen con su libreto para teatro “Sueños de un seductor” y con su vida misma.

No podemos afirmar lo anterior con seguridad, pero si podemos recordar las viejas palabras de una amiga que, refiriéndose a tres de nosotros, aseguró que cada uno era atractivo por un motivo diferente.

Uno de nosotros era el hombre peligro, atrevido y mujeriego. Otro el eterno cariñoso, siempre lleno de detalles y palabras dulces. El tercero era atractivo por su inteligencia y amplio acervo cultural.

De ninguno dijo las palabras guapo, bien parecido; vamos, ni siquiera llamó a alguno de nosotros “nalgón”.

Entonces, lo que sí podemos afirmar es que cuando deseas seducir a una chica debes encontrar, antes que algo físico, aquel rasgo de tu personalidad que le resulta irresistible.

Pero si tu timidez te sigue siendo un obstáculo, piensa en Woody Allen. ¿Acaso hay alguien con peores defectos y un físico menos agraciado? Seguro tú eres mejor, pero el cineasta ha tenido tantas mujeres que ni podemos contarlas. ´

Así que atrévete y sigue estos pequeños consejos:

  • Sé tú mismo. Diviértete con tus defectos y búrlate de ellos. Mancha tu corbata. Tropiézate. No tengas miedo a hacer el ridículo y si lo haces busca un motivo para que ella sonría. Si la haces reír pero te muestras seguro de lo que haces, aunque lo hagas mal, ella se olvidará de lo que otras mujeres le hayan anticipado.
  • Nunca dudes. Si quieres hablarle, aunque nadie te la presente, habla con ella. Lo peor que puede pasar es que se aleje de ti, pero así estaban antes de que lo intentaras. Si en cambio, dudas y te tardas en acercarte, alguien más lo hará antes que tú.
  • Dile lo que te gusta de ella (a menos de que solamente sean las nalgas). Cuando lo hagas no dejes de mirarla a los ojos y, si te lo permite, haz contacto físico de alguna forma: toca ligeramente su hombro, su mano y hasta su mejilla.
  • Resalta aquello que notas que a ella le gusta de ti: habla de libros si eso le interesa, practica deportes si eso le prende, regálale un peluche si así la haces feliz, llévala a la cama si es lo que está buscando.
  • Intenta sorprenderla en cada nueva cita, que nunca se sienta que su relación –aun cuando se encuentren en la etapa de amigos—se sienta como una rutina.
  • Pero sobre todo y ante todo, salte de la friend zone, que siempre sepa que tus intenciones con ella no son solamente “buenas”. 

Roedor de Lencería

Create your own