Go Back

Soluciones para tu inseguridad

QueBusca-Mujer-Inseguridad-Problemas

Vivimos en una época llena de incertidumbre e inseguridad, no somos lo que debemos ser pues creemos que eso no es suficiente para ser aceptado y así pasamos los días en una actuación constante que lo único que nos deja es un cansancio emocional tremendo.

La mayoría de las personas tienen inseguridad en algún aspecto de su vida, muy pocos logran percibir en cual, viviendo así frustrados al tratar de erradicar ese sentimiento a través de actitudes que muchas veces son de auto sabotaje.

El ser inseguros no siempre presenta una imagen de sumisión, pues también hay personas que recurren a la violencia tratando de opacar la carencia en su vida, ya que la inseguridad no es otra cosa más que la falta de amor propio, es la ausencia de autoestima y al auto devaluarse. Al final, muchos terminan humillando y degradando a las personas que se aman un poco más.

Muchas veces la baja autoestima cómplice de la inseguridad es producto de una educación ofensiva y que solo supo dejar muy claro que la persona no vale nada y que nadie apostara por ella. Ser inseguros también es producto de los miedos adquiridos, de la falta de capacidad para afrontar los retos y del pavor a que nadie nos ame o merezcamos amor.

Para erradicar la inseguridad en nuestras vidas debemos hacer conciencia que la poseemos y empezar a identificar las actitudes que nos llaman a gritos lo poco que nos amamos, ya que ser inseguros no solo es cuestión de pobres, el no tener amor propio se presenta en todas las clases sociales y en todos los eslabones de la cadena, el no tener la capacidad de amarnos a veces nos hace pensar que el lastimar a otros nos hará mejores o nos pondrá en un nivel superior.

Las personas inseguras siempre hacen de todo para llamar la atención, sentirse amados o superiores, simplemente tratan de llenar el vacío de amor que hay en su interior y siempre en lugar de juzgar sus acciones se la pasan viendo lo que hacen los otros para cuando se presente un mínimo error poder así señalar y decir que la atención la merecen mejor ellos que los otros.

Es muy importante aprender a conocernos y entendernos, porque cuando no nos aceptamos no podemos avanzar mucho y entonces seguiremos estancados en pérdidas de energía. Cuando somos capaces de decidir tomar conciencia del análisis que nos aplicamos, comprendemos las raíces de nuestros miedos y esto nos permite florecer, llenando así los vacíos que nos impiden progresar.

El primer paso es decidirse a vivir una vida libre de miedos, con una actitud positiva que nos permita afrontar los retos que se nos presentan, comprendiendo también que no somos seres perfectos y tenemos todo el derecho a equivocarnos, así pues es nuestro deber personal analizar todas las situaciones que nos suceden con una actitud productiva, donde en lugar de juzgarnos, seamos capaces de rescatar lo mejor de cada ocasión y así aprender del error, de cada fallo, adquiriendo la experiencia necesaria que nos permita sentirnos más seguros en la próxima ocasión.

Debemos de evitar pasarnos una vida viviendo la vida de alguien más, comparándonos para gritarnos lo mal que estamos o reprocharnos por qué no tenemos la vida de otro. Comprender que cada vida es diferente y que no siempre lo que se ve es la realidad, nos permitirá tener una perspectiva diferente, donde apreciemos lo que hacemos y descubramos todo el talento que se anida en nuestro interior.

Una vida libre de inseguridad y miedos es posible, pero es un trabajo interno que debemos hacer cada día, es el reconocimiento de que somos majestuosos y no podemos vivir la vida de alguien más o ser como alguien más, porque somos únicos e irrepetibles. Somos increíbles y con todo lo maravilloso que poseemos podemos transformar la vida de muchas personas para bien, es por eso que es sumamente importante reencontrarnos y reconquistarse.

La inseguridad pone muchas barreras y nos priva de disfrutar lo hermoso de la vida, decidamos ser nosotros mismos aceptándonos y apreciándose, no quiere decir que sea cuestión de un día, pero diariamente nos podemos repetir decretos positivos que erradiquen todos esos pensamientos deprimentes que se fueron arraigando con el tiempo.

Vivamos la vida que decidimos vivir, no la que alguien más nos dijo y seamos valientes para reclamar nuestro derecho de ser felices, busquemos maneras de alentarnos, sí solos no podemos busquemos apoyo, pero nunca aceptemos todo lo horrible o negativo que nos dicen o nos decimos.

Nací para ser una bendición para el mundo.


Fadme Yamila Jimenez Helu

Create your own

Comments

queen1     25 January 2017

Mas que nada con todos los estereotipos que nos ponen de la belleza. Siempre vamos a querer alcanzar algo que no existe.