Go Back

El paraíso del trabajo independiente

QueBusca-Playa-Descanso-Trabajo

Para la mayoría de nosotros, trabajar por nuestra cuenta parece un sueño hecho realidad, Podemos ser nuestros propios jefes, trabajar las horas que deseemos y ser responsables de nuestro propio éxito. Todo eso suena bien, y lo es, pero trabajar por tu propia cuenta a tiempo completo no es para todos. Mientras que unos cuantos trabajadores independientes son muy buenos siendo sus propios jefes, otros encuentran que no les funciona muy bien trabajar por sí mismos y prefieren trabajar para una compañía con un horario de 9 a 5.

A muchas personas les funciona mejor trabajar tiempo completo en un ambiente de oficina tradicional. Hay personas que no están preparadas para la vida del trabajador autónomo ya sea porque aman trabajar en equipo, disfrutan compartir ideas y son capaces de compartir un chiste con su colega sentado en el cubículo de a un lado o porque están acostumbrados a ser independientes. Así que antes de dar el salto, considera los siguientes aspectos de la vida como trabajador autónomo para ver si es lo tuyo, cosas como…

1. Vas A Trabajar Solo (Y Mucho)

Trabajar por tu cuenta puede ser una profesión solitaria, mientras que tu trabajo anterior era justo en medio de todo el bullicio en una oficina, ahora trabajas desde tu casa, aislado de la sociedad

Los niños estarán en la escuela, tu pareja estara en el trabajo y tu sin duda estarás solo en casa trabajando desde tu computadora, Mac o Pc. Aparte de cuando vayas a entrevistas para colocar tus servicios o conocer socios con los cuales laborar, a veces puedes pasar un dia completo ¡sin usar tu propia voz! No tomará mucho para que el aislamiento afecte tu estado de ánimo y tu trabajo.

Si  estás acostumbrado a trabajar con personas mientras trabajas, considera compartir una oficina con alguien o renta un escritorio o cubículo y únete al fenómeno del coworking.

2. Eres Responsable De Ti Mismo

Trabajar solo a tiempo completo significa que serás responsable de tu trabajo y trabajarás más que nunca. No hay nadie alrededor para monitorear tus avances o si estás alcanzando tus metas.
Para tener éxito como trabajador autónomo, necesitas hacerte responsable de ti mismo. De otra forma, puede que termines gastando la mitad del día en twitter o en cualquier otra página de internet. Tu trabajo sufrirá y tus clientes verán reflejado el efecto en el trabajo que entregues.

Existen muchas herramientas, aplicaciones y métodos para ayudarte a mantenerte enfocado en el trabajo pero al final del día todo se define a tener la autodisciplina para supervisarte a ti mismo y a tu trabajo.

3. Necesitarás Autodisciplina

Cuando comiences a dedicarte a trabajar independientemente, será muy tentador dejarte llevar y trabajar largas noches. Pero esas noches sin sueño en realidad lo único que harán es cansarte y se te dificultará despertarte al siguiente día. Luego piensas que ya que estas trabajando para ti mismo puedes definir tu propio horario de trabajo asi que esta bien si te levantas tarde. Pero te equivocas.

Si te vas a dormir y te levantas tarde, todo tu día cambia. En vez de trabajar durante la mañana, trabajarás hasta la noche. Esto no solo es no es saludable, sino que hace que todas tus horas despierto se vuelvan horas de trabajo.

Apégate a un horario de oficina y así tu negocio tiene una oportunidad de sobrevivir. Después de todo, tus clientes duermen de noche y, como trabajan de 9 a 5, ese es el horario en el que hay más probabilidades que te contacten. Mantente disponible.

4. ¡Tienes Que Tratar con Clientes!

A menos de que hayas tratado directamente con los clientes de tu compañía durante tus años de oficina, quizás tu primer barrera será tratar con los clientes.


Cuando interactúas con clientes tienes que ser amable, directo y útil en tu comunicación con ellos. No hay lugar para la exasperación o el sarcasmo, incluso cuando sea horrible trabajar con ellos  Piensalo de esta manera: tu cliente ahora es tu jefe y tienes que tratarlo como tratarías a uno.

Muchos de los clientes se van con los trabajadores autónomos con los que es fácil trabajar y que siempre hacen el esfuerzo extra para entregar un buen trabajo. Impresiona a tu cliente y así las cosas irán mejor.

5. Debes Aprender a Negociar

En un trabajo regular se te paga una cantidad fija cada mes con un aumento cada año además de que te ofrecen seguro médico, vacaciones y otros beneficios. Al trabajar independientemente tus ganancias son directamente dependientes de tus tarifas y no hay beneficios.

Para ser exitoso, necesitas ser capaz de negociar razonablemente los tarifas por tu trabajo. No hay nada de malo con empezar con precios bajos si al avanzar y ganar más reputación alzar los precios y a la vez que mejoras tus habilidades para merecen un mejor pago.

Si fracasas al negociar tus tarifas te quedaras con los precios bajos y nadie te ayudará a elevarlos.

Un buen consejo para subir tus tarifas es darle a nuevos clientes una tarifa superior a tus clientes actuales y continuar así mientras obtienes más proyectos.

6. No Permitas Que Tus Emociones Tomen el Control

Trabajar independiente no te da un colchón contra cientes molestos, demandas irrazonables o rechazos. En vez de oír las noticias de tu jefe o de un colega, las escucharas directamente del cliente.

Ya sea un rechazo (lo más difícil de escuchar), una demanda irrazonable o un cliente molesto, tendras que manejar la situación con tacto.

Mantén tus emociones en línea en vez de ir a la carga, enfócate en el control de daños. Los clientes son tu alimento, no puedes hacerlos a un lado.

7. Debes Estar A La Vanguardia

Como trabajador independiente, debes estar a la vanguardia en tu industria para estar adelante de todos. No significa que debas perder tu tiempo probando todo sino reconocer cuáles tendencias te afectan directamente y cómo puedes usarlas a tu favor.

Hace algunos años, cuando los blogs eran lo último para los negocios, aquellos que rápidamente establecieron sus propios blogs no solo obtuvieron más clientes si no que también se establecieron como los líderes en tu nicho.

Como trabajador independiente, necesitas mantenerte alerta de las nuevas tendencias y tener la habilidad de saber cuales beneficiaran más tu negocio.

8. Necesitarás A Tu Familia Y Amigos

Antes de dar el gran salto, asegurate de que tu familia apoya tu decisión. Cuando comienzas este trabajo, las cosas pueden ponerse difíciles. Estarás pasando la gran parte de tu tiempo buscando clientes y te preocupara constantemente pagar las cuentas.

Si no cuentas con el apoyo de tu familia (y no hablo solo del apoyo financiero) tu nivel de estrés va a alcanzar los cielos.

Habrá días en los que pienses que no va a funcionar y es en esos días cuando el apoyo de tu familia es lo mejor. Simplemente el tener a alguien, una pareja, un esposo o esposa, tus padres o a tus adorados niños, diciéndote que todo va a funcionar y que creen en ti puede hacer que tu confianza crezca.

Los amigos también son una gran fuente de apoyo durante los primero meses. Ellos te ayudaran a difundir tus servicios y te recomendaran en sus círculos sociales y profesionales cuando alguien busque un trabajador independiente.

9. Debes Tener Ahorros

Antes de dejar tu trabajo de tiempo completo, empieza a trabajar independientemente en tu tiempo libre. Te ayudará a incrementar las posibilidades de éxito cuando te vuelvas autónomo pues ya tendrás una cartera de clientes.

Pero aquí está el secreto. Después de un tiempo, quizás te sientas lo suficientemente confiado como para pensar que sus pagos te mantendrán a flote pero no esperes que cuando te vuelvas totalmente autónomo tendrás el mismo número de clientes tocando tu puerta para darte trabajo.
Piensa que vas a empezar un negocio desde cero. Eventualmente tendrás que salir y buscar nuevos clientes, lo que consume tiempo y tendrás que hacer más conexiones laborales, algo qué tendrás en desventaja después de removerte a ti mismo de la escena al renunciar a tu trabajo.
Hasta que cuentes con lo suficiente para pagar las cuentas o tener ganancias, necesitarás recurrir a tus ahorros para sobrevivir el mes. Trata de ahorrar lo suficiente como para pasar seis meses antes de renunciar a tu trabajo para ser autónomo.

El secreto del Éxito

El secreto del éxito para ser un trabajador independiente de tiempo completo es verlo como un negocio. Eres el CEO de tu negocio . Eres el único responsable de todo lo que rodea tu negocio.
Apégate a la ética laboral que mantuviste en tus días de ir a la oficina y estarás bien. La única diferencia es que podrás tomar un descanso cuando quieras y trabajaras horas extras cuando así sea necesario. Podrás pasar más tiempo con tu familia ya que gastaras menos tiempo atrapado en el tráfico para desplazarte a tu empleo y como olvidar que tampoco estarás atrapado en esas reuniones tan largas.

Define tu propio horario, si puedes terminar el trabajo en cuatro horas en vez de ocho, nadie te forza a quedarte en la oficina ¿Qué maravilloso, no?


Baudilio Sosa Mayonga

Create your own