Go Back

¿Ciencia o pseudociencia?

astrología-cielo-estrellas

Hola a todos, soy Dann (estuve a punto de suicidarme después de ver la película de La Torre Oscura porque es una porquería, pero me equivoqué de pastillas y ahora tengo caries por tantos dulces que me comí, así que sigo escribiendo). Hoy les hablaré sobre un tema muy interesante que decidí escribir debido a que un sujeto llamado Aurelio Nuño, Secretario de Educación Pública en México, se confundió al llamar a la astrónoma Julieta Fierro “astróloga”. Y bueno, obviamente todos nos podemos equivocar, pero como México es un chiste andante con un copetudo por ahí al que le gustan los dinosaurios y un gobernador que se robó unos 645 millones de pesos en un sólo año que anda haciendo huelga de hambre, es totalmente normal que Aurelio no se haya equivocado y crea, fervientemente, que la astrología es igual a la astronomía. Es por eso que hoy, en pro de un México mejor, he venido a explicarles las diferencias entre la ciencia y la pseudociencia.

La gran diferencia entre la pseudociencia y ciencia es la metodología que se lleva a cabo, es decir, el cómo compruebas que lo que crees, es real. Por un lado, la ciencia basa su método en refutar con la mayor exigencia posible, una teoría o creencia. La información que no pueda ser refutada, se mantiene como real durante un lapso de tiempo, hasta que llegue otra que explique con mayor eficiencia el mismo fenómeno. Es decir, la ciencia siempre está en constante cambio y en búsqueda de verdades más completas, por decirse de una manera. Por otro lado, una característica de las pseudociencia es que existe una prioridad hacia su opinión en lugar de buscar una verdad. No importa si los postulados pueden o no ser refutados, simplemente que sirvan para cualquier situación; además, en la mayoría de los casos, carecen de evidencia.

Otra diferencia importante es la experimentación del método científico, pues es la manera en que se obtienen tus resultados y puedes generar una discusión y conclusión; además, es importante que la experimentación sea reproducible. Las pseudociencias pueden carecer de una experimentación o ésta, puede no ser reproducible. Un ejemplo claro es la astrología: básicamente, los acontecimientos de nuestra vida se encuentran regidos por la posición de los astros en nuestro nacimiento y que, además, ejercen un poder místico sobre nosotros, que pueden hacer que nos vaya mejor o peor. Leyendo mi horóscopo basado en la astrología, descubrí que “Cuando Saturno está en Sagitario, tengo que deshacerme de lo que ya no sirve en mi vida”, básicamente, me han recordado que hoy pasa el camión de basura por mi casa. Y si no te basta eso, hay manera de elegir tu peinado de la semana y hasta tu vestido de novia gracias a los poderosos astros que te dicen cuál y cómo vestir (y desgraciadamente no, no es broma).

Finalmente, cada quien es libre de creer en lo que quiera, sin embargo, es obvio que hay cosas más creíbles y mucho más válidas que otras, y para bien o para mal, la ciencia arrasa totalmente en contra de las pseudociencias. Hay que tener cuidado, pues esto no quiere decir que alguien por ser científico va a tener siempre la razón. No se trata de creerle a la persona, se trata de creer en los datos contundentes y la información que existe. Hay que siempre ser autocríticos y escépticos antes de aceptar algún postulado y no solamente en la ciencia, sino en la vida diaria. Es por eso que la ciencia posee un rigor alto en cuanto a lo que se puede aceptar y lo que no. Y la ciencia tiene defectos y cosas que podemos mejorar, eso es más que claro, sin embargo, como dijo alguna vez Einstein: “Algo he aprendido en mi larga vida: que toda nuestra ciencia, contrastada con la realidad, es primitiva y pueril, y, sin embargo, es lo más valioso que tenemos.”

Esto ha sido todo por hoy. Espero hayas disfrutado el artículo. No olvides darle like y compartirlo. Yo soy Dann y espero que me leas una próxima vez… si es que no decides ir a curarte algún malestar fuerte con el homeópata en vez de con un médico.


Daniel Díaz Hernández

Create your own