Go Back

Cinco factores que afectan la longevidad de la comida

ensalada-platillos-verduras-snacks

En alguna ocasión, todos hemos tenido que tirar a la basura algunos alimentos que, sin darnos cuenta, se han dañado rápidamente. Hoy queremos explicar cuáles son cinco de los principales factores que contribuyen a que la comida dure mucho o poco tiempo en las alacenas y las neveras.

Antes de empezar, es importante recordar que la vida útil de un alimento es ese periodo de tiempo que transcurre desde la producción y el envasado, hasta el momento en el que el mismo pierde sus características fisicoquímicas y organolépticas: sabor, textura y aroma. Por eso, es muy importante revisar las etiquetas que indican la fecha de vencimiento de los productos. Esta información es dada por la empresa fabricante, y es la guía que los consumidores necesitan.

¿Por qué se deterioran los alimentos?

  1. El oxigeno es vital para la vida, tanto de los seres humanos, como de los alimentos. La falta de este elemento aumenta las condiciones para que crezcan microorganismos que conllevan a la oxidación del mismo.
  2. Los microorganismos creados a partir del aire, las aguas residuales y los desechos se encuentran en la superficie de los alimentos. Por eso es vital lavarlos y empacarlos. Además, la mayoría de los alimentos contienen enzimas. Algunas de ellas aceleran el proceso de deterioro y descomposición. Lo ideal, entonces, es consumir los alimentos al poco tiempo de haberlos comprado.
  3. Alimentos secos como los cereales y las harinas, así como los alimentos frescos como las frutas y los vegetales, contienen cierto porcentaje de agua. Esto puede afectar, en gran medida, el deterioro de los mismos. Por eso, el proceso de la deshidratación, la congelación y el uso de sal y azúcar es tan común, pues así se elimina cierto grado de agua.
  4. La exposición de los alimentos a la luz, natural o artificial, da lugar a ciertos cambios como, por ejemplo, sabor, color y la pérdida de sus propiedades. La exposición a la luz solar influye en la pérdida de vitaminas, y en que las grasas se pongan amargas.
  5. Si la temperatura no es controlada permanentemente, el riesgo de que los alimentos se descompongan es mayor. Los cambios drásticos pueden destruir, inactivar o hacer que se reproduzcan agentes patógenos. La humedad puede favorecer o impedir el desarrollo bacteriano en los mismos.

Otros aspectos a tener en cuenta sobre la longevidad de los alimentos están relacionados con el proceso de elaboración y conservación, las condiciones de empaque y envasado, y la forma de almacenamiento.

En conclusión, es importante mantener la comida en lugares frescos y limpios, lavarlos para eliminar bacterias, y consumirlos en los tiempos adecuados.

Maria Camila Peña Pedroza

Create your own