Go Back

¿Existe el amor verdadero?
1

Amor-manos

Estando el otro día teniendo una plática muy interesante con una amiga, llegamos a tocar el tema del amor. Platicamos sobre nuestra situación amorosa y pusimos las cartas sobre la mesa con respecto a qué realmente queremos en nuestra vida. Surgió una pregunta.

“¿Estás listo para el amor verdadero?” ¡Joder! Cuando me hizo la pregunta al principio lo dudé. Pero en unos segundos dijo sin pensarlo: “¡Sí!”. Cuando llegué a casa me hice la misma pregunta y me puse a pensar, pero realmente pensar profundamente en el asunto. Y llegué a unas cuantas conclusiones.

Primeramente, me hice la pregunta. “¿Qué es el amor verdadero y realmente existe algo como tal?” ¿Acaso no le hemos atribuido amor verdadero a un capricho nuestro? Piénsalo. Decimos que el amor verdadero es aquel que creemos merecer. Y llegamos a una frase de la novela del autor canadiense Stephen Chbosky, “Aceptamos el amor que creemos merecer” Por lo tanto, ¿el amor verdadero qué es? ¿Para empezar qué es la verdad? Si cada quién maneja una verdad diferente. Lo que para mí puede ser una verdad para otro no. Y es ahí cuando me dije a mí mismo que el decir que no hemos encontrado el amor verdadero, es porque no hemos encontrado lo que nosotros idealizamos como nuestra verdad. Lo ejemplificaré. Cuando tenía 22 años estaba enamorado de una persona que compartía conmigo ciertos gustos, y cumplía con unas características que yo buscaba en una persona.

Con el paso del tiempo, me di cuenta que ese amor no me era correspondido y como buen ser humano, ví un mal de amores, como coloquialmente se le conoce. Me di cuenta que con el paso del tiempo ese mismo patrón ocurría en todas mis relaciones, un amor que no era correspondido, y si al principio lo había, dentro de poco desaparecía. Me estancaba, y cuando se presentaba una persona me conformaba con ese amor. Es aquí cuando podríamos decir que estaba aceptando un amor verdadero que creía merecer, pero que era mi verdad en ese momento.

Han pasado ya cuatro años, y puedo decir que a pesar de que aún me siguen gustando las persona que comparten ciertos gustos afines a los mío, ahora procuro que no sea el mismo patrón de antes. Nosotros como personas evolucionamos día tras día, por lo tanto, nuestra verdad se modifica. Ahora, la persona que quizá era quien buscaba hace unos años ya no es a quien busco ahora. Me di un tiempo, y procuré estar bien conmigo mismo, y realmente preguntarme qué es lo que quiero para mí. Profesionalmente tengo éxito, soy independiente, y tengo grandes seres queridos que me aprecian. ¿Realmente necesito un “amor verdadero”? La respuesta era sencilla, el amor verdadero que jamás va a cambiar con el paso del tiempo es el amor propio, y éste conlleva a una relación tan satisfactoria con sí mismo que lo demás viene porque viene.

En el momento en el que uno se aprecia por todo lo que es, y procura su bienestar, es en ese mismo instante en el que podemos decir, ¡venga! Estoy listo para un amor. Y no verdadero porque realmente el amor verdadero uno lo crea y se va creando conforme pasa el tiempo y los vínculos que creamos con esa persona se solidifican. Una señal de estar listo para amar y realmente amar, es cuando estás en disposición a quizá poner tus necesidades a un lado para buscar el bienestar de esa persona. Cuando ven esa serie juntos que a ti realmente no te gusta, pero la ves porque sabes que es su favorita. Claro, qué mejor que ver una que a ambos les gusta, pero todo esto entra en lo que significa realmente amar, y no sólo se trata de estar en comodidades con alguien. Cuando contraes matrimonio con alguien se juran un amor eterno, en las malas y en las buenas, y cuando estás dispuesto a caminar por las malas tanto por las buenas a lado de tu otro significante eso es amar.

Ahora, tomemos un tiempo y preguntémonos: ¿realmente estoy preparado para cun amor? Cuando por fin no tengamos esa necesidad de tener alguien a nuestro lado, es cuando estaremos listo para ese amor. Cuando no tengamos que buscar algo que simplemente no se puede encontrar, porque si hay algo que he aprendido relación tras relación es que el amor no se encuentra, se crea. El amor que se crea de la nada es aquel amor el que nos costara tanto deshacer. Ahora, como dicen coloquialmente “Lo que viene fácil, fácil se va”.  


Abraham Aragón

Create your own

Comments

Eira Regalado Cavazos     13 April 2018

Depende de la definición que cada quien tenga de amor. Para mí sí exitste, pero no se limita a una sóla persona, pues creo que uno puede amar y enamorarse de varias en su vida.

Rebeca Aragon Obrado     13 December 2017

Claro que existe solo hay que ser muy pacientes y esperar, pero desgraciadamente en una fiesta o en un bar conocemos a alguien atractivo y nos vamos por la atracción y no por amor, es muy fácil dejarnos llevar por la atracción física y después es cuando empezamos a ver los defectos de esa persona y aveces es un poco tarde porque ya estamos en una relación formal o casados.

Alicia Carolina Zazueta Lucio     13 December 2017

En mi opinion si existe el amor verdadero, lo que pasa es que aveces nos adelantamos y elegimos a otras personas antes por atracción física y no esperamos a nuestro amor verdadero y es cuando empieza las confusiones porque se termina la atracción física hacia la persona que elegimos antes y viene todo el drama que ya saben.

Veronica F. Barcena Rosagro     13 December 2017

A mí me preguntó un amigo si creo en el amor verdadero y la verdad no supe contestarle. Me quede pensando sobre esa pregunta. Me gusto el comentario del autor sobre cada quién maneja una verdad diferente para el concepto de amor verdadero. Al principio uno piensa que el amor verdadero es cómo sería tu pareja ideal pero eso es incorrecto. Yo pienso que el amor verdadero sería una persona que hace a uno sentir amor y se respetan mutuamente como un igual.