Go Back

Chernóbil
3

cruz-Cristo-Chernobyl-ciudad muerta

Hola a todos, soy Dann (aún no he muerto por haberle vendido mi alma al Diablo a cambio del nuevo iPhone, así que sigo escribiendo). Hace 31 años sucedió una tragedia en Chernóbil que ya es bien conocida; una de las mayores catástrofes nucleares de toda la historia. Empezó el 26 de abril de 1986, donde en la central nuclear de Chernóbil se llevaba a cabo un programa militar que ayudaría a la unión soviética contra su acérrimo rival. La central nuclear se encontraba aproximadamente a 120 kilómetros de Kiev (capital de Ucrania), y fue a la 1:24 de la madrugada del 26 de abril de 1986 cuando empezó una pesadilla que, hasta el día de hoy, continúa.

La hecatombe de hace más de tres décadas ocurrió tras un experimento de una simulación de un corte eléctrico, lo que creó un aumento de potencia del reactor 4, provocando el sobrecalentamiento. Se produjeron dos explosiones, de las cuales la primera fue de tipo químico y la segunda atómica, con una fuerza de 0.3 kilotones. Además, se estima que la radiación expulsada (producto de un mal manejo en cuanto al control, pues los bomberos al verter agua sobre el reactor provocaron otras explosiones y aumentaron la contaminación radiactiva) fue 200 veces más grande que las bombas atómicas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki.

A pesar de que las zonas más afectadas pertenecen a Ucrania y Bielorrusia, las explosiones expulsaron nubes radiactivas de hasta un kilómetro y medio de altura y debido a los vientos, las nubes fueron a países como Escandinavia, Polonia, Austria y Checoslovaquia. Esto ha llegado a tal grado, que prácticamente no existe lugar en el mundo donde no hayan estado las nubes radioactivas de Chernóbil.

Por otra parte, una investigación de la Universidad de Carolina del Sur mostró que los árboles también sufrieron grandes estragos en la radiación liberada por el accidente de Chernóbil. Se estudiaron pinos silvestres de 12 zonas en la zona de exclusión (que se encuentra 30 kilómetros lejos de la central nuclear), y notaron que tienen un crecimiento de formaciones nudosas anormales, debido a las mutaciones y muerte celular por la radiación. Además, como dato curioso, hubo algo que se denominó Bosque Rojo, que estaba formado por pinos que murieron rápidamente después del siniestro; su coloración cambió a rojo debido a que fueron éstos los que recibieron el mayor impacto de la lluvia radiactiva.

Las primeras víctimas de este desastre fueron aquellas que estuvieron expuestas a grandes cantidades de radiación, por ejemplo los bomberos que acudieron a apagar el incendio. La gran mayoría de las personas que murieron en estas circunstancias están enterrados en Moscú dentro de ataúdes de hormigón. Se estima que 600 mil personas se vieron afectadas por este suceso.
 

Hoy, a 31 años del accidente de Chernóbil, aún se muestran estragos tanto a nivel ecológico, como a nivel social y personal. Y aunque ya se llevan a cabo pequeñas excursiones en algunas zonas lejanas de Pripyat, ésta seguirá siendo una ciudad fantasma por mucho más tiempo.

Esto ha sido todo por hoy, espero te haya gustado. Si fue así, no olvides darle like y compartirlo. Yo soy Dann y espero que me leas una próxima vez… si no es que Trump y el gordito apocalíptico empiezan una guerra nuclear.


Daniel Díaz Hernández

Create your own

Comments

Alison Ruigomez Bellera     21 May 2018

Hace unos días miré una película de unos turistas que van ahí y ya no pueden salir, la recomiendo.

Laura Patricia Mateo Rojo     11 April 2018

Lo que más me impresiona de tales explosioones es el efecto en las personas