Go Back

México: principal contribuyente por la destrucción de bosques amazónicos
1

bosque, selva, amazon

¿Sabías que en la Amazonia se encuentran más de 15, 000 diferentes especies de árboles?

La selva Amazónica está constituida por árboles de todo tipo: Itahuba, Caricari, Tajibos, Cedro, Cuta barcina, Almandrillo y otros. El 50% de las especies de madera son exóticas. Estos arbolitos son el hogar de aves y mamíferos, también ayudan a dar vida a los ríos y es un lugar enigmático pues encontramos una gran variedad de comunidades indígenas.

La Amazonia es la selva tropical más extensa del planeta; a través de sus ríos circula más del 15% del agua dulce del planeta.

En pocas palabras, la selva Amazónica es vital para garantizar la estabilidad del clima en el mundo entero.

Y aquí viene lo catastrófico: la deforestación.

William Laurance de la Universidad James Cook en Australia, señaló: “o protegemos a estos parques y reservas indígenas en estado crítico o la deforestación los destruirá hasta que veamos extinciones a gran escala”.

Así de grave.

Para que se den una idea, mis queridos lectores, del monumental problema que representa: por la deforestación, cada día se pierde un área equivalente a 4, 500 estadios de fútbol, o tres estadios por minuto, según el Fondo Mundial para la Naturaleza.

¿Y qué tiene que ver México con este ecocidio?

Detrás de la deforestación hay intereses involucrados de multinacionales y complicidad de gobiernos, tanto de los países exportadores como los importadores, entre ellos nuestro México lindo y querido.

La Agencia de Investigación Ambiental publicó un informe sobre exportaciones peruanas de madera que señala una abrumadora corrupción sistemática y donde prevalecen las violaciones a los derechos humanos, los impactos económicos a largo plazo y los daños al medio ambiente. El problema es: la madera que se exporta “legalmente” de Perú a México proviene de la tala ilegal en la Amazonia.

Esto se podría impedir si hubiera voluntad política tanto de Perú como de México de impulsar leyes que regulen esta actividad, pero como solía decir mi abuela: el hubiera no existe.

Estos gobiernos hacen de todo para reducir la transparencia. ¡Y pues claro! Hay intereses millonarios de por medio.

Esta es una historia más de corrupción, impunidad y opacidad que caracteriza a los países de Latinoamérica. Así que cada vez que compren algo de madera exótica, recuerden cuál es el verdadero costo que conlleva: destruir uno de los pulmones principales de nuestra madre tierra.

Sin demanda, no hay mercado.


Angie Tovar

Create your own

Comments

Eira Regalado Cavazos     13 April 2018

NO hay de dejar que esto siga ocurriendo, desde nuestras casas podemos hacer cambio poco a poco. Utilizar poco papel y reutilizandolo sería el primer paso.