Go Back

Lluvia e Incertidumbre (Parte 2)
2

mujer, blanco y negro, triste

-La vida es frágil. Cuando muera ¿Quién seguirá con esta misión que me he propuesto? - susurró Mónica casi para si misma.

-A veces, tenemos que ceder nuestros sueños así nada más, porque la flama de tu existencia se convierte en una eternidad.- Viktor aspiró lo último de su cigarrillo y lo arrojó con avidez al cenicero. - Tienes un gran propósito, Mónica, y te admiro. Pero lo que pasó hace rato, yo... me ha hecho reflexionar. - Mónica lo miró con curiosidad.

-Sabes, me doy cuenta, que en este momento no me gustaría estar en otro lugar más que contigo. – Viktor volteó y acaricioó delicadamente el fino rostro de su compañera. Era como si por un instante, la escultura más hermosa se encontrara con el escultor más hábil, aquel que conoce con detalle cada rasgo de la imagen en su mente.- Pero para no llegar al sentimentalismo máximo o cursi, es normal tener miedo a morir, pero es mejor morir ¿sabes? Porque si no habría una exageración de población.- Rió un poco. – No, la verdad es que, si pudieras postergar la muerte, estarías atentando contra tu propia naturaleza, negando tu humanidad y no le permitirás a alguien más tomar tu lugar. Por eso las personas tienen hijos.- Viktor entrelazó sus dedos con los de Mónica, sin perder de vista esos ojos, esas dos estrellas de mar y lluvia.- La muerte es como pasar una gran antorcha cargada de sueños e ideas a otro, es dejar un mensaje para las generaciones futuras. Es decir “Es tu turno.” Morir es vivir a través de otros. - Mónica no dejaba de verle. - Di algo, Mónica, me siento como el inteligente.

-Creo que entiendo lo que quieres decir. Mientras vivimos vamos perdiendo la magia, de pronto ya no nos importan las figuras de las nubes o los árboles, de pronto olvidamos la naturaleza, y es ahí, cuando se nos exige partir, para que lleguen los niños y vean el mundo con ojos nuevos. La vida se renueva de esa forma. - Dijo Mónica sollozando, percatándose de su soledad prematura.

-Bueno, creo que no trataba de ser tan profundo. Pero sí, eso quería decir. Nuestra cultura actual tiene la culpa de que tengas miedo a morir, se nos ha inculcado que morir es horripilante.- Viktor acarició el rostro de Mónica.– Te voy a extrañar...

- Le diré al pequeño Corinti que su padre es un gran hombre. - Mónica se dejó caer en un llanto profundo.

-Te amo, Mónica.

La detective se levantó y se acercó a la puerta que había azotado contra sus papeles.  La fotografía de Viktor Corinti yacía en el suelo frente a un expediente repleto de casos resueltos y una inscripción que designaban su finalización de servicios, “Muerto en acción.”

Qué Busca

Create your own

Comments

Arturo Vega Estrada     16 May 2018

Una particular manera de ver la vida, aunque prefiero pensar que ese proceso es opcional. Puedes renovar la vida, sí, pero por qué no puede ser la propia?

Esto es un extracto de un libro?