Go Back

¿Cómo administrar nuestro tiempo?
1

Joven, reloj, manecillas, pared

¿Cuáles son las características de algunas de las personas más exitosas en el mundo? Cuando queremos ser nuestra mejor versión, esta es una pregunta que, yo en lo particular, me hago en varias ocasiones. Viendo y observando el estilo de vida que muchos empresarios y personas muy exitosas tienen, en cualquier aspecto que se lo propongan, he notado que la clave de dicho éxito es el manejo del tiempo. Estas personas tienen un control sobre su tiempo sobresaliente; saben distribuirlo conforme a sus necesidades y prioridades. El tiempo es una herramienta que nos permite hacer muchas cosas. Pero eso sí, tenemos que aprovecharlo. Saber identificar nuestras prioridades es algo primordial, pero si no lo estás haciendo lo más probable es que no sea una prioridad.

El tiempo quizá no sea piadoso en el pasado, porque ahí ya no se puede hacer nada. Pero si observamos el presente y el futuro nos damos cuenta que el tiempo es bastante elástico, e incluso puede convertirse en nuestro mayor aliado. En ocasiones, escucho la frase "no tengo tiempo" y me declaro culpable, yo también la he aplicado. Pero es evidente que cuando alguien quiere hacer algo busca la forma de hacerlo. Digamos que queremos practicar algún deporte, mejorar una habilidad, o salir con nuestras amistades, si se cree que el tiempo es un obstáculo, no lo es.

Iniciando el año, me propuse mejorar algunos aspectos de mi vida, y para poder hacerlo sabía que la creación de nuevos hábitos era fundamental. Por alguna razón, a pesar de ser una persona que considero tiene mucho tiempo a comparación con otras amistades, me resultaba bastante difícil poder incluir estos hábitos dentro de mi rutina. Así que me pregunté, ¿realmente no tengo tiempo para hacerlo, o qué pasa? Al final llegué a la conclusión, a pesar de que realmente quería hacer crecer estos nuevos hábitos, aún no les había dado prioridad en mi vida. Fue hasta cuando decidí realmente que quería hacer un cambio en mis rutinas, cuando esos hábitos empezaron a formar parte de mí. Cuando realmente queremos hacer algo, el tiempo está de más.  

He notado que la frase "No tengo tiempo" es como si de dijera "No es mi prioridad". Admítenoslo, así es. Una característica que varios tenemos es que a veces no queremos rechazar y asumir la responsabilidad de nuestras decisiones por temor a lo que puedan ocasionar. Por ejemplo, cuando nos invitan a salir y realmente ese día no se te antoja para nada, decimos algo como "no tengo tiempo", pero espera, en realidad no quieres hacerlo y esa es la respuesta que deberíamos dar. Seamos sinceros con nosotros mismos y también con las personas a nuestro alrededor.  

Todos tenemos el poder en nuestras manos de poner en nuestras vidas lo que realmente queremos. Si quieres entrar a clases de canto, o natación, el tiempo es generoso en su presente y futuro. Tenemos unas 168 horas a la semana. Digamos que tenemos un trabajo de tiempo completo, nos quedarían 112 horas menos el tiempo para dormir que son unas 49 horas si dormimos 7 horas, al final nos quedaríamos con unas 63 horas libres para poder hacer tantas cosas; y claro, está el tiempo de transporte, alimentación, e higiene personal, pero aún así nos debería quedar tiempo suficiente para administrarlo.

Lo que he hecho recientemente y me ha ayudado bastante, es hacer una lista de todas las cosas que quiero hacer durante la semana. Estas actividades las divido en tres listas: social, personal, y profesional. A su vez, en esta lista pongo las actividades por orden de importancia en mi vida y me hago la pregunta: ¿Hacer esto me llevará un paso más cerca de donde quiero estar? Si es así, la marco. De esta forma podré visualizar mis actividades y así saber en qué utilizaré mi tiempo. Hasta ahora ha sido un método que me ha funcionado bastante bien. El poder ver la lista de lo que quiero hacer, me permite centrarme en ello mejor. No digo que tú lo tengas que hacer así, quizá puedas buscar otra estrategia. El punto es saber darle prioridad a nuestras actividades.

Observemos todo el panorama que se nos presenta, veamos en qué realmente vale la pena invertir tiempo. El tiempo es algo muy sagrado, una vez invertido no hay marcha atrás. Es lo que es en este momento y en el futuro, pero lo que fue ya no es. Nuestro presente moldea nuestro futuro. Intentemos administrar mejor nuestro tiempo; personalmente, a pesar de que estoy aprendiendo mucho recientemente sobre ello, me falta todavía muchísimo por aprender. Me encantaría saber de qué manera organizas tu tiempo.


Abraham Aragón

Create your own

Comments

Marcus Ortiz Romero     12 March 2018

Estoy totalmende de acuerdo que siempre se le puede designar cierta cantidad de tiempo a alguna actividad; sin embargo, en la modernidad es cada vez más difícil, existe el triple de distracciones que hace décadas y la mayoría de las personas están ocupadas en su trabajo o escuela.