Go Back

Cómo saber si tu horno está calentando como debe

quebusca-pan-tostado-horno

Los panaderos artesanos y cocineros saben muy bien lo que es sacar comida a medio cocer de un horno caliente. Cada vez tratamos diferentes trucos para evitar el desastre de un pastel medio crudo y pollos que son perfectos en algunas partes, pero crudos en otras.

Todo el tiempo, la energía y el cariño que llevó preparar tu receta se desperdicia. Sientes como si hubieras hecho algo mal. Entendemos tu dolor, pero no eres tú. Son los duendes del horno.

Es broma, ¡pero casi! Antes de que llames a un investigador paranormal, un profesor de cocina o un técnico, puedes investigar el problema tú mismo. Tu horno podría no estar calentando uniformemente debido a puntos de calor y frío. Hay una técnica para probar la distribución del calor que sólo te costará unas cuantas piezas de pan.

Todo lo que necesitas hacer es calentar tu horno a 175° C. Cuando esté completamente caliente, mete algunas piezas de pan a las rejillas para tostarlos. Hazlo tanto en las rejillas superiores como inferiores para alcanzar todos los lados. Después de que se hayan tostado, evalúa cómo se han dorado.

Deberías poder darte cuenta de cuáles partes del horno están produciendo piezas de pan pálidas o a medio tostar, tostadas uniformemente, o quemadas. Por pura curiosidad científica, puedes agregar a tu prueba de pan tostado alguna mermelada o mantequilla y comértelos. Todo sea por la ciencia.

Con esta técnica también puedes intentar otro método alternativo de prueba usado por Dorie Greenspan, sólo tienes que espolvorear un poco de coco rallado en una bandeja para hornear y meterla al horno.

Una vez más, evalúa los niveles de horneado.

Una vez que descubras los puntos de calor y frío en tu horno, hay algunas cosas que puedes hacer para ajustarlo. Rotar las cacerolas de forma que la comida pueda cocinarse uniformemente o cambiar las rejillas para acomodar la distribución de calor. Cambiar los utensilios de cocina también puede ayudar; intenta usar moldes de cristal, piedra para hornear, o cacerolas de metal brillante.

Los pasteleros también querrán probar con cintas para pastel que se adhieren al exterior de las cacerolas de pastel. Cómpralas o haz las tuyas con una delgada cinta de tejido y un sujetador resistente al calor. Ayudan a que las capas del pastel se horneen uniformemente. Combinadas con la temperatura adecuada del horno, podrías salvarte un poco de frustración.

Es un hecho que los hornos cocinan diferente, sin importar si son nuevos o viejos. Invertir en un termómetro para horno (no confundirlo con el termómetro de la comida) puede decirte a qué temperatura se encuentra el centro de tu horno. Ese número puede variar por algunos grados o más de lo que usaste para precalentar.

Con un termómetro para el horno, también te darás cuenta que la rejilla superior tiene diferente temperatura a la rejilla inferior. Ajusta los tiempos de horneado y tostado con cuidado. Por otra parte, cocinar algunos alimentos en el piso del horno podría darte los resultados que buscas.

Si todo esto falla, llama a un profesional para que revise el elemento de calor o el sensor de temperatura. La reparación puede ser costosa, pero te salvará de tener que reemplazar toda la unidad.

¿Eres un dueño orgulloso de un horno temperamental? ¿Qué trucos usas para cocinar en él? ¿Ya intentaste la prueba de tostado? Cuéntanos en los comentarios.


Baudilio Sosa Mayonga

Create your own