Go Back

Crean un control estirable que funciona como una segunda piel

Mano-piel-tacto-tecnología

Inalmente está sucediendo. Nuestros cuerpos ahora por fin se podrán volver uno con el control.

Un control elástico parecido a la piel, creado por científicos de materiales en la Universidad Nacional de Seúl, promete convertir un antebrazo en un panel táctil para videojuegos, reproducir música y deslizar notas de lo que aparezca en la pantalla de la computadora.

El equipo, dirigido por el investigador Chong-Chang Kim, junto con Jeong-Yun Sun, un profesor de ciencias materiales e ingeniería, imagina un futuro donde reemplacemos a los frágiles electrodos por suave y biocompatible tecnología. No más paneles de control duros para interacciones humano-computadora. Así que trabajaron en uno de hidrogel transparente.

Desarrollaron el panel utilizando un hidrogel hecho de poliacrilamida, una resina acrílica soluble y sales de cloruro de litio, las cuales actúan como un conductor. Los conductores en ambos extremos del panel crean un campo electrostático uniforme. Presionarlo cierra el circuito, dejando que la corriente fluya al punto tocado.

Los medidores de corriente en cada punto recogen las señales y las transmiten a diferentes tableros de control que se conectan a una computadora, reportaron los científicos en su publicación.

“El panel táctil epidérmico es capaz de detectar movimientos como presionar, ser sostenido, arrastrar y deslizar de un lado a otro”, escribieron en el documento. Al presionar el panel con un dedo, el equipo pudo tocar música en el teclado de un piano, mover piezas de ajedrez virtuales, escribir cartas y controlar un videojuego.

Aunque no es el panel táctil más preciso, tratar de escribir mensajes con el dedo, como “¡Hola mundo!”, fue algo torpe, aunque tener tal control en una superficie tan difícil es impresionante. Sus avances me hacen pensar en los tatuajes electrónicos de John Rogers, sensores que se pueden vestir  que están desarrollándose en la Universidad de San Diego y la piel electrónica de Zhenan Baoen de Stanford.

Este control es incluso más elástico de lo que pensé. Aparentemente, sigue funcionando incluso después de haber sido estirado 1000 veces su tamaño original, reportó el equipo. Después de ser utilizado constantemente, el material pierde algo de su flexibilidad, posiblemente debido a que el hidrogel se evapora. Puede que necesite algún hidratante especial, tal y como lo haría un brazo real.


Ovidio Toro Griego

Create your own