Go Back

Tejidos, tendencia de última moda
1

color, tejido, materiales

¡Es un hecho! Todos necesitamos vestirnos, necesitamos ropa y accesorios que hagan nuestra vida más simple. Lejos de ser un tema trivial, hay que reconocer que es una gran empresa a nivel mundial y no sólo eso, sino que crear prendas de vestir es realmente entretenido y saludable.

Si se analiza el origen del tejido, veremos que es algo realmente simple. Los humanos tenían la necesidad básica de cubrirse del frío o del calor y por eso fabricaban tejidos para vestirse. Desarrollaron distintos materiales: Lino, lana, seda, algodón, etc., los cuales son bastante sencillos, hasta tejidos de plata u oro que realmente son una proeza.

Hoy en día, la gama de materiales y colores es casi infinita; el uso de los tejidos ya es algo sofisticado y la creación de los mismos es algo que deberíamos practicar casi a diario. A continuación algunas razones estupendas por las que si ya tejes, deberías seguir haciéndolo y si no lo haces aun, salgas directo a comprar lanas y agujas.

Aumenta la creatividad

Créeme, cuando veas la cantidad de proyectos por hacer, querrás hacer todos y diseñar tus propias creaciones y tener un accesorio tejido para cada objeto, en fin, llenar de aplicaciones tejidas toda tu casa.

Ejercita nuestro cerebro

Además de ser una actividad que nos ayuda a ser más creativos, también nos ayuda a mantener las neuronas más activas. Determinar la cantidad de material, contar el número de puntos y la combinación de los mismos, contar el número de vueltas son alimento para la parte lógica de nuestro cerebro. Por otro lado, al tocar las texturas de los hilos y ver los diferentes colores, ejercitamos la parte sensitiva y visual del cerebro. Por último pero no menos importante, mover los dedos y las manos ejercita el área motora. Y esto nos lleva al siguiente punto.

Mejora la motricidad

Muchas personas que sufren de osteoartritis o alguna afección reumatoide les viene perfecto practicar el tejido porque ayuda a mejorar la rigidez y a fortalecer las articulaciones.

Reduce el estrés

Si, si, definitivamente tomar la aguja y empezar a tejer nos hace olvidarnos de todo. Es una dulce terapia, en especial cuando nos toca ir en transporte público y se hace un trancón. Es perfecto para respirar y tomarnos el viaje con calma.

Aumenta el autoestima

Es obvio que después de dedicar horas a una labor, cuando al fin esté listo el trabajo, nos sentiremos orgullosos de nosotros mismos.

Ayuda con la neurosis

Estar concentrados en tejer ayuda estupendamente a evitar conductas compulsivas como fumar, morderse las uñas o ser un fanático extremo del orden. En fin, nos ayuda a llevar una vida más tranquila.

Nos convierte en mejores amigos

Sin duda cuando estemos tejiendo algo, pensaremos en algún amigo o amiga que seguramente le gustaría tener algo así y las ganas de demostrarle a otros lo bonito del tejido nos hará regalar nuestras obras de arte. Obviamente una bufanda abrigadora o un lindo bolso para esa persona especial nos hará quedar como los mejores amigos.

Mejora nuestra economía

Ya se estarán preguntando cómo es esto posible y la respuesta es que primero al crear nuestra ropa o accesorios invertiremos menos dinero que si la compráramos en una tienda, con el beneficio de tener nuestro toque personal y de lucir algo creado por nosotros; y segundo, puedes vender las cosas que produzcas, los tejidos son muy usados y están a la altura de las pasarelas del mundo.

Podría seguir enumerando muchos más beneficios y hacer una lista interminable, mas esta no es la idea, sino darte un preámbulo de lo divino que puede ser motivarte y empezar a crear tu propio vestuario. No hay excusas, hay infinidades de tutoriales en internet y una alta gama de materiales y técnicas que puedes aprender. Bien sea crochet, dos agujas, macramé...

Es momento de cambiar tu vida y darle un impulso a la imaginación para crear y divertirte en el amplio mundo del tejido.


Anais Bello

Create your own

Comments

Casia Cifres Valdivia     16 May 2018

A mi abuela le ayuda a relajarse