Go Back

Igual-Desigual : Gemelos

niños-calabazas-naranja

Gemelos. Una de las paradojas más grandes de la humanidad. Bueno, tan así como una afirmación, no creo, pero ¿Por qué no dejar la duda?

Todos hemos crecido con muchos mitos; unos porque cuando eramos chiquitos nos contaban historias del amigo de un amigo, y otros, porque siempre existía el efecto del “teléfono roto”. Es tan típico haber escuchado como este par, nacidos al tiempo, hacían uso de su similitud para hacer travesuras, algo como que se cambiaban de salón, que se intercambiaban mujeres, que uno presentaba el examen del otro o, en fin, ¡qué no podrían hacer!

Pero es que sí me causa mucha curiosidad, no sólo el hecho que las personas en su mayoría hayan escuchado estas historias, sino que muchos han estado presentes, pero no se han dado cuenta. Y es que, en ningún momento estoy negando la habilidad de estos personajes de cometer sus fechorías, pero sí estoy tratando de hacer caer en cuenta a los demás que a veces las cosas nos pasan más cerca de lo que creemos.

Si por ejemplo yo fuera Gemelo (¿Será que lo soy?), no dudaría ni un sólo momento en descubrir las maravillas que tiene el poder de hacer dudar a los demás. Qué mejor que tener a un aliado para todas tus ideas, alguien que siempre sabe lo que estás pensando.

Asimismo, podría decir que lo mejor del asunto es que a pesar de ser tan iguales son tan diferentes. Sí, verán, todo se trata de algo mental o psicológico. Es que a pesar de que sus papás los vistan igual y muchos de sus gestos físicos se parezcan (como cuento bien esta historia en tercera persona), sus pensamientos van a ser polos opuestos, pero en este caso no para repelerse, sino para ayudarse.

Además, diría que la mayoría de estos actos, a los que muchos calificarían de irresponsables, u otros de divertidos, tienden a ser un mecanismo de defensa relacionado con lo pequeños que se sentían frente a un mundo donde deberían ser uno, no dos; algo que vamos a describir como su mayor beneficio.  

De esta manera, podemos sacar a flote otra de sus más exaltadas características, una en la que supuestamente, a veces, se puede sentir algo que el otro siente. Veámoslo desde una perspectiva general, como todos los mecanismos de respuesta a un entorno de peligro, la ventaja se obtiene siendo sorpresivo o siendo evasivo, o en este caso, las dos.  Es decir, para ser sorpresivo, hay que saber que ya un gemelo está predispuesto a ser confundido, sólo le falta la intención de serlo; y por otro lado, para ser evasivo, siempre se busca refugio en sus seres queridos como protección, que en esta situación es una ventaja. Esto, porque los gemelos cuentan con un entendimiento superior de su hermano al de las personas con sus allegados, tal vez no por algo mágico, sino porque comparten más tiempo juntos desde la cuna, hasta su adultez. Por lo mismo, a la más mínima incongruencia con su normal comportamiento, es más fácil identificar que algo no está bien.  

Pero qué se yo, un simple gemelo.


Camilo Andrés Severiche Ortegón

Create your own

Comments

Alison Ruigomez Bellera     7 November 2017

Eso quiere decir que todo lo que sabia sobre los gemelos no es tan verdadero.

Laura Patricia Mateo Rojo     3 November 2017

La verdad no conozco a nadie que sea gemelo, pero pensaba que eran exactamente igual hasta en el pensamiento.

Alicia Carolina Zazueta Lucio     1 November 2017

muy interesante, todo lo que pensaba es erróneo y es que no conozco a nadie que sean gemelos para investigar.

Aileen Rivera Diaz     31 October 2017

Pensaba que los gemelos eran iguales en todo.

Casia Cifres Valdivia     30 October 2017

Que interesante, no por ser gemelos tendrían que pensar igual.

Mercedes Marquez Manota     30 October 2017

Yo tenia la idea de que si eran gemelos podrían pensar y sentir lo mismo.