Go Back

El huracán en el cyber-espacio

ciberespacio

Las futuras generaciones y de igual forma la presente, ¿Por qué no? Están siendo afectados de cierta manera por aquella herramienta “maravillosa” llamada la Internet, hoy en día la red más grande de comunicación en el mundo. ¿Será que esta herramienta tan útil ha estado deteriorando la juventud y la infancia?  Existen muchos criterios sobre si el uso del internet está poniendo en riesgo a nuestros menores.

A lo largo del tiempo, el internet ha tenido sus desventajas y ventajas. Ante la comunidad más madura, la sociedad estaría de acuerdo que el Internet no siempre da aportaciones positivas a los jóvenes. Sin embargo, para los jóvenes, no hay problema o riesgo para ellos, cosa que no es del todo cierto. Sí, es verdad que la red posee un sin fin de peligros para ellos, más no es totalmente concretado ya que depende mucho de la persona, esto es, el uso que le da cada uno al Internet.

A continuación, trataré algunos de los puntos más esenciales para poder defender mi postura ante tal fenómeno que está teniendo lugar en el instante mientras redacto este ensayo.

¿Quién no tiene una computadora en su hogar? Sería una mentira si la mayoría dijera que no, ya sea de escritorio o portátil, casi todos tenemos por lo menos una, habrá quienes tengan hasta un total de tres computadoras, porque conozco personas que sí, pero ese ya es otro asunto. El punto al que voy es que la Internet es una herramienta de fácil acceso ya que no es más un lujo, sino que a lo largo del tiempo en estos últimos años, el poseer una computadora con conexión a la red se ha convertido en una necesidad. Está estadísticamente calculado que la mitad del porcentaje de jóvenes que tienen internet en casa tienen la computadora en sus habitaciones lo cual les facilita el acceso a la Internet sin el monitoreo de parte del tutor.

Las redes sociales se consideran una comunidad virtual en donde al crear una cuenta la persona tiene la posibilidad de contactarse con persona que se encuentra detrás de una computadora. En las redes sociales se le permite al usuario publicar elementos de multimedia como videos e imágenes. El asunto aquí es que la creación de una cuenta en una red social es demasiado fácil ya que sólo se requiere de un nombre y ciertos datos como: sexo, correo electrónico y de igual forma la mayoría de edad para su elaboración. Sin embargo, la red social no tiene la capacidad de identificar si la persona realmente es mayor de edad, ella sólo toma como referencia la fecha de nacimiento que se le proporciona.

La libre expresión que se da dentro de las redes sociales cada día es mayor. Facebook, Orkut, MySpace y Twitter son ejemplos de redes sociales. Estas se han convertido en partícipes de la influencia que tiene en los menores y que los pone en alto riesgo. La manera en la que se expresan hoy la juventud aumenta cada vez más, de forma que liberan demasiada información en sitios como los anteriormente mencionados. Las redes sociales dejan al descubierto al usuario ya que la mayor parte de la información es disponible a todo aquel que posea de una cuenta. Esta información es proporcionada a individuos que se creen conocer por el simple hecho de que colocan una foto de “ellos” en su perfil. En realidad, aquella persona a quien se cree conocer podría ser una persona cuyas intenciones pueden ocasionar daño hacía su persona.

Otro asunto muy importante son los juegos online, en donde usuarios pueden interactuar de una manera “más directa” creando su propio avatar. Existen juegos online como Habbo, Boombang, entre otros, en donde menores pueden crear sus avatares e interactuar con otros usuarios de una forma más directa ya que se puede tener a la persona “en frente” e intercambiar ideas a través de pequeños diálogos. La creación de un avatar puede ser accesible a cualquier persona. A pesar de que los juegos en línea están dirigidos a niños cualquiera puede hacerse pasar por un menor e interactuar con ellos. Es un asunto que a mi criterio es bastante alarmante ya que están siendo influenciados por personas con malas intenciones.

La tecnología es una herramienta que no se le puede prohibir a la juventud, si esto pasará no estarían viviendo en sus tiempos y afectaría su aprendizaje.  Pero si el mundo de la tecnología está poniendo en riesgo las vidas de ellos creo que se deberían de hacer más propuestas para cesar las amenazas dentro de la Internet.  

Encerrando toda la información que ya fue mencionada, la Internet es uno de los sitios más frecuentados en estos tiempos, lleno de gente de todas partes del mundo. Lo único que se requiere es una computadora y una conexión a la red. Se debe tener extremo cuidado al momento de permitir que los menores tengan esa facilidad de entrar a ese mundo a pesar de estar lleno de herramientas muy impresionantes como el acceso al mundo y de un sin fin de conocimientos también hay peligros que podrían desorientar su adecuada educación y formación cívica y ética, de igual forma su seguridad.  No hay que dejar que la actual generación se pierda dentro de las “redes” que proporciona el mundo cibernético.


Abraham Aragón

Create your own