Go Back

Cómo invertir tu obsesión con el maquillaje y no morir en el intento
1

belleza, maquillaje, bodega, tienda

¿Cada vez que vez un nuevo tono de labial sientes que lo quieres? O ¿No importa si ya tienes ese tipo de brocha, necesitas la otra que está en el aparador? ¿Ahorras dinero solo para comprarte esas sombras soñadas? ¿El comprar maquillaje te genera la mejor terapia de desestrés que pudiera existir? ¿Cuándo ves un maquillaje soñado no solo lo quieres si no lo necesitas?

Si al menos una de tus respuestas fue sí, déjame decirte que eres una adicta al maquillaje y a comprarlo. Para serte sincera, ser adicta o adicto a este producto no es del todo malo, si sabes como sacarle provecho o invertir tu adicción.

Para empezar, no todo el maquillaje caro es bueno y no todo el maquillaje barato es malo. Hay que saber distinguir entre un maquillaje de calidad y su precio. Ya que muchas veces nos podemos ir por la marca, pero al final la calidad nos puede terminar decepcionando, o al revés, no siempre hay que irnos por lo barato ya que ponemos en riesgo nuestra propia piel, debemos encontrar un punto medio entre estos tipos de maquillaje para encontrar la mejor opción.

Si tienes la oportunidad de invertir en un curso o diplomado de maquillaje tómalo, ya que ya tienes una excusa perfecta para tu adicción, además de que cuando finalices dicho estudio, podrás hacer rentable tu gusto por el maquillaje y eso te ayudará a comprar más.

Si no cuentas con dicha oportunidad de cursar algún taller, curso o diplomado, el ser autodidacta es una muy buena opción, tal vez carezcas de un maestro de quien aprender, pero actualmente contamos con muy vastos medios para poder aprender poco a poco. Te recomiendo que cuando ya tengas conocimientos básicos sobre maquillaje, te animes a realizar pequeños trabajos y a cobrar por ellos, para que con el tiempo puedas invertirlo en una enseñanza más especializada.

Pero si lo tuyo no es trabajar con rostros ajenos y disfrutas del mundo del maquillaje para ti misma, no hay de qué preocuparte, ya que otra opción es que puedes sacar provecho de tus conocimientos,  y si cuentas con tiempo y disposición puedes grabarte y realizar video tutoriales de maquillaje, o incluso puedes compartir tips, ya sea por una mejor duración o hacer reacciones a productos nuevos o comparativas de maquillaje; subirlo a alguna red social y compartirlo, de esta manera también haces que tu gusto por el maquillaje y sobre todo tus conocimientos, ayuden a mas personas interesadas en el tema.

Otra forma de sacarle provecho a tu adicción por el maquillaje es vendiéndolo, y con vendiéndolo no me refiero a vender tus productos a medio usar, sino que con tus bastos conocimientos tu puedes lograr distinguir qué productos valen la pena comprar y cuáles nos, ya sea por su precio, la marca, la calidad, etcétera. Y así, sabes que producto le puede gustar a los consumidores. Para esto te recomiendo tratar de conseguir los productos de mayoreo, por lo general directamente en las fábricas, así te salen un poco más económico y puedes ponerle un precio maso menos apegado a los de la competencia.

Todo es cuestión de querer hacerlo y de querer sacarle una inversión a ese gusto tan obsesivo que a muchas personas nos encanta como es el maquillaje.


Karla Selena Como Martinez

Create your own

Comments

Laura Patricia Mateo Rojo     21 March 2018

Si tengo la oportunidad, me aseguro de ver videos o leer reseñas sobre el producto. Más vale prevenir.