Go Back

¿Qué hacer si estás enfermo justo antes de una cirugía?
2

medicos-utensilios-cirugia-batas

Las cirugías son procedimientos médicos que utilizan diferentes técnicas, tanto manuales como instrumentales, en los pacientes, con el objetivo de investigar o tratar enfermedades y/o lesiones que estén afectando su salud. La preparación para la intervención, cualquiera que sea su tipo, está encaminada a conocer la condición del paciente. Para este fin, se realizan diversos estudios y exámenes como análisis de sangre, radiografías, electrocardiogramas, entre otros.

Ahora bien, además de dichos procedimientos, el doctor y el cirujano deben conocer la historia clínica del paciente y saber si, por ejemplo, éste es alérgico a algún medicamento, si en ese momento está tomando algún tipo de medicina, si tiene hábitos de fumar y/o tomar bebidas alcohólicas, si tiene o ha tenido presión arterial elevada y si ha sido intervenido quirúrgicamente antes, entre otra información que será importante tener presente.

Sin embargo, y si alguno de los exámenes arroja un resultado negativo o si el paciente tiene un simple resfriado, es posible que la cirugía debe ser reprogramada. ¿Por qué? Porque los doctores no pueden poner en riesgos la vida de sus pacientes. Es por eso que deberán evaluar si esos síntomas, que pueden ser simples dolores de cabeza o fiebre, pueden afectar o no el procedimiento.

En este caso, el profesional tendrá que analizar la edad del individuo, la salud general, el efecto del tipo de anestesia que planea utilizar en el procedimiento y, por supuesto, la opinión que el mismo paciente tenga. Si de primera mano el doctor no observa problemas graves, como una temperatura alta, el pecho congestionado y dificultad para respirar, por nombrar algunas, la cirugía se llevará a cabo en su tiempo establecido.

Pero supongamos que la respuesta del médico es: “no, no puedo operar bajo estas condiciones”. En ese caso, la persona deberá seguir las indicaciones que éste le proporcione. En muchos casos, se le formularán una serie de medicamentos y remedios caseros que pueden ayudar a aliviar los molestos síntomas del resfriado, por ejemplo. Después de un par de días, el paciente deberá regresar al consultorio para que el médico pueda revisar todo nuevamente, evaluar la situación y ponerle nueva fecha a la cirugía.

Si usted, un amigo o un familiar va a ser sometido a un procedimiento quirúrgico en los próximos días, recuérdele que debe estar en perfecto estado de salud, ingerir alimentos ligeros, y dejar de consumir bebidas alcohólicas y cigarrillos por lo menos 48 horas antes del procedimiento.

Cuide su salud y evite riesgos mayores.


Maria Camila Peña Pedroza

Create your own

Comments

Arturo Vega Estrada     13 April 2018

Un amigo no se cuidó y le pospusieron la cirugía dos veces! a nadie le conviene.

Marcus Ortiz Romero     4 April 2018

Lo mejor es siempre ser honesto con el doctor, hablarle de cada uno de tus malestares, hacer preguntas y quitarse las dudas sin pena, ellos ya lo han visto todo, de esta manera evitamos que hagan pruebas innecesarias cuando ya sabemos que le resultado sería positivo. No vale la pena mentirle a la ciencia.