Go Back

Diferencias Entre Tener Un Bebé Vs. Tener Un Perro

QueBusca-Bebe-Perro-Miradas

Es prácticamente imposible encontrar las diferencias entre un perro y un bebé, ambos son seres pequeños y tiernos que caminan en cuatro patas. Puede que durante el día te sientas aburrido y quieras uno, pero es imposible decidir entre dos criaturas tan similares, por eso tenemos una lista de las sutiles diferencias entre estas especies para facilitar tu decisión.

1 – Obtenerlo

Para obtener un bebé es altamente recomendado tener pareja, de lo contrario todo se complica. Ya con una pareja puedes intentar el método estándar para crear un bebé desde cero, pero esto tardará nueve meses. Si no te agrada eso de dar a luz, entonces otra alternativa es adoptar. Lo malo de la adopción es que puede tardar aun más.

Para un perro tu tomas la decisión, vas por tu perro y listo. No tener una relación ni afecta tus oportunidades de adoptar o comprar un perrito.

2 – Alimentación

Para un perro le compras una bolsa con unos kilos de comida acorde a su edad y tamaño, agua, unas galletas para perro y listo.

El bebe humano necesita su gerber, sus frutas y vegetales hechas puré, la leche, el agua, que le ayudas a eructar y ver cuando vomita. Y todo eso se lo tienes que dar en la boca porque no comerá por su propia cuenta aunque quiera.

3 – Higiene

A un cachorro lo entrenas un par de semanas y aprenderá a hacer del baño en un lugar adecuado. También si huele feo lo bañas.

Durante los primeros dos a tres años, el bebe esta en un ciclo donde llena un pañal con sus heces, lo limpias, le pones otro pañal y lo ensucia otra vez. Después de eso es entrenarlo a que use el baño por su propia cuenta y sabes que peleara contra ello a cada paso del camino. Y eso sin contar un baño diario hasta que lo puedas entrenar.

4 – Salidas

Si quieres salir más vale que tengas a alguien que cuide al bebe o lo tendrás que llevar contigo como una bomba lista para detonar berrinches en cualquier momento.

Puedes dejar a un cachorro en casa, con alimento y bebida todo estará bien y se pondrá muy feliz cuando vuelvas.

5 – Comunicación

El bebe llorará. ¿Por qué? Tardarás horas de tu vida resolviendo ese misterio e intentando calmar al bebé. El día en que aprenda a hablar será el día en que sus llantos se cambian por llantos y “¡te odio!” por no comprarle un juguete.

Un perro hace ruidos tristes cuando tiene hambre o ganas de jugar, y ladridos si tiene miedo o hay alguien desconocido. Bastante claro, ¿no crees?

6 – Cambio de opinión

Si sientes que ya no puedes cuidar del perro por cualquier motivo, tienes la opción de regalarlo a alguien a quien le alegrara la vida. Si ya no quieres un bebe, pues ojala y a los 20 años se salga de la casa, o busca un tutorial para huir de tu vida. 


Eduardo Tapetillo Diaz

Create your own