Go Back

¿Por qué incluir la actividad física en tu vida?

chicas-ejercicio-hierba-parque

Aunque la actividad física nunca resultó de tus favoritas, es ideal para combatir el exceso de peso. Ir al gimnasio o iniciar algún deporte o actividad que implique movimiento fuera del sillón de tu casa puede ayudarte a crear nuevos hábitos que mejoran tu salud. Aunque en un principio suene tedioso y no encuentres tiempo para modificar tu calidad de vida, el primer paso es intentarlo a pequeños pasos y con mucha fuerza de voluntad para lograr grandes resultados. Se trata de un cambio de chip, el 2018 puede plantearse como un nuevo año para hacer las cosas bien y dar un giro personal. ¿Pero cómo se empieza?

Existen varias opciones para combatir la obesidad y dar vuelta a tu estilo de vida sedentario. Ten en cuenta que este nuevo cambio debe incluir: actividad física, modificación de hábitos alimenticios y la incorporación de la meditación para alejarnos del estrés diario. Lo primero es plantearse pequeños objetivos, empieza por elegir el ascensor en lugar de usar la escalera, sal a trotar a la plaza más cercana, reemplaza las papas fritas por ensaladas. Es importante que intentes pensar en alguna actividad física, estilo de baile o deporte que te llame la atención.

Luego, es clave diseñar una rutina de ejercicios físicos (en conjunto con tu médico de cabecera). Recuerda que hasta el mínimo tiempo dedicado a realizar actividad física influye en tu cuerpo. Si bien, anteriormente tus actividades físicas duraban 10 minutos, con el correr de los días, la rutina irá aumentando su duración. Un estudio realizado por Nathaniel Thom, de la Universidad de Georgia en EE.UU señaló a la actividad física clave para reducir y prevenir el mal humor.

Combina tu rutina de ejercicios con una buena alimentación. El controlar la porción parece ser, según muchos nutricionistas latinoamericanos y europeos, la clave para perder peso y mejorar nuestra salud. Es importante tener en cuenta que ir al gimnasio o realizar ejercicios no implica aumentar nuestra dosis diaria de calorías, por lo contrario, se trata de incorporar alimentos nutritivos en nuestra alimentación.

Rutinas mente- cuerpo: en la actualidad diversos gimnasios ofrecen clases de baile, entre ellos la zumba, salsa, reggaetón, y el bodypump para realizar ejercicios en grupo y de manera más entretenida e incluso de forma divertida. Por otro lado, existen ejercicios que nos mejoran no sólo de forma física, sino mentalmente, debido a que colaboran con nuestro bienestar mental porque incorporan técnicas de meditación, como el yoga, pilates, y el Tai Chi, entre otras.

Ten en cuenta siempre que el deporte o ir a un gimnasio es positivo para el tratamiento y prevención de enfermedades que acarrea el sedentarismo. Junto con la alimentación y el uso de la meditación, todos estos factores constituyen los pasos básicos para un giro de tu vida.

Comienza de a poco para no desanimarte rápidamente, no es necesario obsesionarse con cambios rápidos. La paciencia y perseverancia son elementales para generar cambios en nuestra vida a largo plazo.


Dayana Alfaro

Create your own