Go Back

Fotografía callejera: consejos para la primera vez

Foto-blanco y negro-bici-chica-chico

Las calles de la ciudad son un gran escenario en el que podemos poner en práctica nuestras habilidades para la fotografía. Es un espacio que nos permite poner en práctica nuestra creatividad; cada rincón, cada esquina, cada pared, cada persona, cada mirada, puede ser transformado en una gran imagen, y lo mejor de todo esto es que no necesitas tener entre tus manos un gran estudio de fotografía o el mejor equipo fotográfico, solamente basta con dejarse llevar por las calles de la ciudad.

Algunas recomendaciones que te puedo ofrecer antes de salir son las siguientes:

1. Planeación y mentalización

Unas horas antes de salir a sacar fotografías piensa un poco en qué te gustaría fotografiar, la arquitectura de las casas o edificios de una calle, los trabajadores de la zona, quizás los grafitis que se encuentran plasmados en las paredes o a algún artista callejero que sepas que se encuentra en la zona. Esto es de bastante utilidad al momento de salir, debido a que nos facilita las cosas al momento de observar y siempre hay más oportunidades para cambiar de objeto a fotografiar.

2. Carga tus pilas con anticipación

Sí, quizás este apartado es un tanto “obvio”, pero pasa con mayor frecuencia de la que te imaginas. Muchas veces nos pasa en que nos confiamos y creemos que nuestra batería aún conserva bastante energía ya que no la utilizamos “tanto” y así la llevamos sin volver a cargarla y finalmente cuando estás listo para sacar un par de fotos nos damos cuenta que la pila ya está por la mitad y por lo tanto nuestro día también.

3. ¡Nunca olvides guardar tu memoria en un lugar que recuerdes!

Sí, yo sé lo que todos dirán “eso es más que obvio”, y por ser tan “obvio” es que muchas veces nos pasa. La memoria, aquel objeto pequeño, cuadrado, delgado, de diversos colores, aquel que olvidamos extraer de la computadora después de usarlo, que lo dejamos en un lugar en el que “todos la verían” pero después nos cuesta mucho trabajo encontrarlo, aquel que guardamos en la mochila y pareciera que alguien dentro de ella se lo comió. Sí, ese objeto, la memoria. Es importante guardarla en un lugar donde nos acordemos que allí fue depositada.

4. Llevar ropa cómoda

La ropa sin lugar a dudas es un elemento que puede jugar a nuestro favor si es que sabemos aprovecharla. La ropa puede jugar distintos papeles a la hora de sacar un par de fotografías, en este caso, si vamos a ir por las calles “tirando foto”, es importante llevar ropa cómoda debido a que estaremos durante un buen rato caminando, subiendo, agachándonos y esperando. En realidad nunca sabemos que estaremos haciendo, pero definitivamente estaremos haciendo hasta lo imposible para capturar ese instante que queremos. Por lo tanto, es recomendable utilizar ropa que no nos moleste que se ensucie. Por otra parte, también es importante mencionar que la ropa que utilicemos sea ropa que nos permita relacionarnos con las personas y esto está muy relacionado con nuestra forma de ser, quizás no queremos llamar mucho la atención para acercarnos a las personas de otra manera o quizás sea todo lo contrario.

5. Finalmente, sal de tu zona de confort

La última recomendación es que cada vez que salgas a fotografiar, sal un poco más de tu zona de confort, y te aventures más y tomes nuevos retos. De esta forma cada día podrás intentar romper con tus miedos, acercarte más a los objetos o sujetos de tu interés, intentar nuevas técnicas, viendo así más y mejores resultados en cada ocasión.

Espero que estas cinco ideas te ayuden a la hora de salir a tomar un par de fotos a las calles, son ideas sencillas pero que te pueden ayudar mucho. 


Gerardo María Alcocer Cetina

Create your own