Go Back

¿Tus atajos de gimnasio pueden ser peligrosos?
1

pesas-gimnasio-entrenamiento

La rutina diaria, el estrés y el cansancio son parte de nuestra vida cotidiana. Una buena forma de combatir todos estos males es haciendo ejercicio, mejorando nuestro estado de ánimo y manteniéndonos saludables. En algunos casos, es muy común que algunas personas tomen ciertos atajos al momento de hacer sus ejercicios en el gimnasio. Por eso, en este artículo les contamos qué tan peligrosos pueden ser estos atajos.

Como decíamos antes, algunas personas suelen tomar algunos atajos en sus ejercicios diarios para poder ahorrar tiempo, pero esto puede llegar a ser peligroso. Ello incluye no hacer el precalentamiento adecuado hasta apresurarse demasiado con las series de ejercicios, situaciones que pueden perjudicarnos. Aquí enumeramos algunos atajos usuales.

No beber líquidos

¿Cuántas veces beben líquidos cuando hacen sus ejercicios? Esto es completamente necesario y no debe olvidarse. Cuando ponemos nuestro cuerpo en marcha, necesitamos que este se hidrate y funcione como se debe. Este esfuerzo físico extremo hace que perdamos una gran cantidad de sudor porcentual a la masa muscular de nuestros cuerpos. Así que es necesario que nos tomemos un tiempo para beber líquidos para rehidratarnos.

No estirar antes o después de un entrenamiento

Usualmente nuestra vida agitada nos deja poco tiempo para el cuidado de nuestra salud. Entonces, cuando vamos al gimnasio es posible que nos tomemos este tipo de atajo y no estiremos antes de nuestra rutina de ejercicios. Esto puede ser muy malo, ya que podemos llegar a tener lesiones en nuestros músculos o calambres.

No limpiar las máquinas que utilizamos

Quizás no limpiar las máquinas de entrenamiento puedan darnos unos minutos más y sea un atajo muy ventajoso, pero esto puede traernos consecuencias a largo plazo. Los equipos de ejercicio cardio-respiratorio, las pesas libres o las máquinas pueden estar repletas de gérmenes o bacterias. Está claro que igualmente no podemos evitar enfermarnos con solo limpiar las máquinas, pero podremos disminuir el riesgo de contacto con los gérmenes.

No llevar un registro de entrenamiento

Este registro es nuestro mapa dentro del gimnasio. Con él tendremos conocimiento del peso que levantamos en las pesas que usamos o en las máquinas, por ejemplo. Esto asegura que no nos lastimemos levantando peso de más.

Además, este registro nos invitará a superarnos con nuestras rutinas, subiendo gradualmente el ritmo de nuestros ejercicios. Algunos gimnasios tienen máquinas, las que mediante un código personal, nos permitirán seguir nuestras estadísticas, sabiendo por ejemplo el último peso que superamos en un levantamiento. También hay aplicaciones de celular para mantener estos registros.

Por último, un atajo que también es normal, es el de no ingresar la edad o el peso en una máquina de cardio. Usualmente una persona no dedica su tiempo a poner sus datos en la máquina y simplemente empieza con su entrenamiento. Pero este atajo no es peligroso ya que esas máquinas no tienen un buen porcentaje de exactitud y si hacemos el entrenamiento, ya con eso bastará.

En conclusión vamos a tratar de generarnos el tiempo necesario para que tomemos todas las precauciones al ir al gimnasio, tratando de no tomar estos atajos. Como consecuencia de ello, mantendremos nuestro cuerpo saludable y listo para cualquier reto.

Esto ha sido todo. Esperamos que este artículo les haya sido de utilidad y que los hayamos ayudado a saber más sobre el bienestar de sus cuerpos.  Puedes leer más artículos en Qué Busca.


Juliana Fantino

Create your own

Comments

Juan José Perez Gonzalez     14 March 2018

El calentamiento antes de cualquier rutina de ejercicio es esencial. Si quieres evitar posibles lesiones, estira tu cuerpo por al menos 10 minutos.