Go Back

18 mini historias perturbadoras de sólo dos oraciones

QueBusca-Ciclo-Perturbador-Hombre

1. “Desperté esperando acurrucarme con mi esposa antes de que tomáramos caminos separados, pero ella ya no estaba, no solo su cuerpo sino también cualquier rastro de que ella alguna vez existió, tanto en línea como en la vida real. Hasta este día, cuando digo su nombre, las personas me miran con lástima, como si estuviera demente.”

2. “Sus ojos eran tan negros como la noche cuando nació, y alrededor de sus 10 años, comenzó a quedarse despierta toda la noche, dibujando círculos concéntricos por todas las paredes de su habitación. Es mi hija, pero poco a poco crecía mi temor a lo que fuera a hacer después, hasta que sucedió: mató a su hermano menor, estoy seguro de ello, aunque no tenga pruebas.

3. “Quiero ser una persona decente, en serio, pero las voces me hacen hacer cosas malas, y la única forma de callarlas es haciéndoles caso. He manoseado a incontables mujeres inocentes, robado cientos de ceniceros y agredido a decenas de vagabundos, sólo para permanecer cuerdo.”

4. “La claustrofobia era insoportable, pero sabía que si comenzaba a gritar, dirían que estaba exagerando como siempre, así que opté por inhalar muy hondo… hasta que dejé de respirar. Ahí fue cuando finalmente abrí los ojos y me di cuenta de que estaba dentro de un ataúd.”

5. “Era perfecta, o al menos eso creí hasta que, una noche, la encontré en el baño lavándose la cara. Cuando volteó a verme, tosió y escupió las brillantes plumas azules y verdes que pertenecían a mi perico, justo ahí me dí cuenta de que también se había comido a mi pez, que había desaparecido misteriosamente una semana antes.”

6. “Después de aproximadamente ocho años, me dí cuenta de que mis vecinos no envejecían, así que comencé a espiarlos y vi que tomaban agua directamente de un manantial en la parte trasera de su patio, donde también se bañaban a veces. En cuanto se fueron de la ciudad, convencí a mi esposa de escabullirnos y meternos a ese mágico arroyo, pero una semana después, habíamos envejecido diez años, los vecinos se habían mudado y el riachuelo se había evaporado o desaparecido.”

7. “Me he sentido como pez fuera del agua desde que tengo memoria, así que no me sorprendió cuando vinieron a visitarme. Supuse que eran familia (de un planeta diferente o quizá de una galaxia hermana), y me dolió como nunca cuando me abandonaron de nuevo después de recordarme de la sentencia que estaba pagando en la Tierra por el terrible crimen que había cometido.”

8. “Al principio creyeron que eran los medicamentos, pero yo sabía muy en el fondo que las drogas no tenían nada que ver (que cuando me quedo dormido, me convierto en mi verdadero yo). Tengo que tomar ridículas dosis diarias de cristal para evitar transformarme en la máquina asesina sonámbula que soy en verdad.”

9. “Estábamos besándonos, dos adolescentes inocentes, cuando, de repente, se congeló y comenzó a convulsionarse y a gritarme las cosas más sucias, rogándome que le quitara la virginidad. Lo hice, porque eso es lo que hacen los chicos de 16 años, pero fue la experiencia más horrible de mi vida.”

10. “Le conté un chiste y se rió como nunca. Ya habían pasado doce horas y aún no paraba, pero su adorable risita se había transformado en la carcajada diabólica de alguien que claramente había sido poseído, así que le corté la garganta, sabiendo con todo mi ser que había hecho lo correcto, aún si eso significaba estar en la cárcel de por vida”.

11. “Una ave entró volando por la ventana que está arriba del lavabo mientras mi mamá lavaba los trastes, pero ella ni siquiera brincó. Fue entonces cuando me di cuenta de que el color de sus ojos había cambiado de azul a verde, y salí corriendo de ahí, sabiendo que la mujer que estaba en nuestra cocina era una impostora que había tomado la forma de la mujer a la que alguna vez llamé ‘mamá’.”

12. “Hace dos años, en el tercer día de mi periodo, me quité el tampón y salió junto con él un glóbulo gigante. Tenía la forma de un ocho (como un mono de nieve viscoso, café rojo) y juro que chilló un poco justo cuando lo tiré por el retrete, antes de que alguien se pudiera dar cuenta.”

13. “Una tarde, alguien dijo algo gracioso y en vez de reírme, lloré. Desde ese día, cada respuesta emocional que he tenido ha sido la opuesta a la que debería ser, como si alguien hubiera jugado con los controles en mi cerebro. La población en general no tardó en excluirme, y me vi forzado a vivir el resto de mis días en aislamiento, que es mejor que recibir puñetazos en la cara por un completo extraño.”

14. “Era la mujer más hermosa con la que había salido, pero después de la tercera vez que dormimos juntos, me hizo arrodillarme en un altar y rezarle a una deidad a quien ella llamaba Sfath. Cuando empezó a cantar y a nalguearme simultáneamente, corrí como loco hasta mi casa con nada más que mis calzoncillos.”

15. “Había una tormenta y nosotros estábamos agarrados de la mano, corriendo por el campo de fútbol de nuestra escuela mucho después del partido, el pasto nos hacía cosquillas en los pies... hasta que, repentinamente, mis dedos ya no estaban tocando los de ella. Volteé a todos lados hasta que la vi, levitando a tres metros sobre el suelo mientras se carcajeaba, luego se despidió con su mano y salió disparada hacia el cielo.”

16. “Un día comencé a tener estos impulsos por torturar animales pequeños, y no podía detenerme, aun sabiendo que no estaba bien. Desde entonces, he estado matando y atormentando ardillas cada que hay luna llena”.

17. “Ni siquiera mi propia familia está a salvo de mí lo que me pasa el tercer jueves de cada mes. Mi esposa me encierra en una jaula por 24 horas seguidas mientras todos esperamos el momento en el que deje de respirar como dragón y sisear como una serpiente.”

18. “Me di cuenta de que podía leer la mente de los perros cuando tenía cinco años. Lo que no me esperaba era que ellos comenzaran a exigir cosas, lo tengo que soportar cada que ellos llegan, ya sea cuando estoy caminando en la calle, sentado en el retrete o disfrutando de una cena en mi casa.”


Eira Regalado Cavazos

Create your own