Go Back

¿Qué son los milagros?

Moises-oceano-biblia

De vez en cuando nos sorprendemos por la publicación de noticias que registran la ocurrencia de fenómenos o sucesos extraordinarios y maravillosos que no pueden explicarse por las leyes y principios de la naturaleza, estos sucesos son conocidos como “milagros” y suelen ser atribuidos generalmente a la intervención de Dios o de un ser sobrenatural.

Muchas personas piensan que Dios se comunica con nosotros a través de milagros, de modo que los milagros son una prueba de lo divino o de la existencia de Dios.

Pero, ¿los milagros siempre suponen la intervención divina?

Pues los sucesos extraordinarios que unos consideran son milagros, otros sencillamente los explican señalando que se trata de suerte o del destino, eso depende de cada quien.

La mayoría de los que creen en Dios, creen que Dios vela por todos nosotros de manera ininterrumpida, o sea, cada momento de cada día; a veces guiándonos de manera imperceptible, y a veces incluso salvándonos del peligro y del pecado de ser preciso, éste es el argumento que podría explicar la ocurrencia de los milagros.

Los milagros y la tradición judeocristiana

Para los cristianos, los milagros son prueba de que la vida no es al azar, sino que se trata de un tesoro proveído por Dios, ellos creen que Dios interviene en el mundo mediante milagros, empujado por el amor de padre que siente por la humanidad.

Los judíos también creen en el poder de los milagros; de hecho, la piedra angular sobre la que se construye el comienzo de la fe judía es la ocurrencia de un milagro.

Cada año, las familias judías preparan una cena especial, las personas se reúnen alrededor de la mesa para celebrar el denominado Pésaj. El Pésaj es una festividad que conmemora el milagro de la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto, gracias a que Dios luchó contra los egipcios con una serie de diez plagas; esta historia se relata en el Pentateuco, fundamentalmente en el Libro del Éxodo. El pueblo hebreo ve el relato de la salida de Egipto como el hito que marca la conciencia de los descendientes de Jacob, con su identidad entendida en términos de nación libre y provista de una Ley.

En esta celebración se lee el llamado pan de la aflicción, que reza: “Éste es el pan de la aflicción que nuestros padres comieron en la tierra de Egipto, que todos los que tienen hambre entren y coman, y todos los que estén en necesidad vengan y celebren el Pésaj, este año somos esclavos, el próximo año seremos hombres libres”.

La comida del Pésaj también es una celebración de la unión que los judíos sienten con Dios, y es una ocasión para que los niños entiendan el fundamento de su fe.

Me pregunto ,¿qué significa la palabra Pésaj?

Cuando Dios lanzó sobre Egipto la décima plaga de matar a los primogénitos, les dijo a los hijos de Israel que pusieran sangre en el umbral de sus casas; y el ángel de la muerte “Pésaj”, que significa “se saltó”, literalmente se saltó las casas de los hebreos y solo se llevó al primogénito de los egipcios. Muchos judíos creen que el que Dios evitara llevarse a sus hijos era prueba de que en verdad ellos eran su pueblo escogido.

Pero esta no fue la única señal divina, el milagro de salir de Egipto fue seguido por el milagro de la división del mar, y el milagro de la división del mar fue seguido a su vez por el cierre del mar ante los egipcios. No obstante, Dios quiere que recordemos que los egipcios son sus hijos tanto como los judíos, así que los judíos al poner en la cena del Pésaj también gotas de vino, en realidad están poniendo gotas de tristeza, ya que Dios había perdido a muchos de sus hijos mientras salvó a otros.

Este reconocimiento de que los milagros del éxodo no beneficiaron a todos, nos recuerda que la voluntad divina no es fácil de entender.

No todos los judíos modernos creen en los milagros del Pésaj; pero, hay que reconocer que estas historias todavía los definen como pueblo, y ese gran y rico acervo histórico, cultural y consuetudinario los ha sostenido durante miles de años para atravesar tiempos difíciles.

Y aunque actualmente pocos judíos crean que Dios va a dividir el mar para ellos, todavía se mantiene sólido el propósito de transmitir de generación en generación los parámetros morales que definen la identidad del pueblo judío, parámetros morales que están insertos en las historias de sus textos sagrados. Particularmente se transfiere a la niñez la idea de dar las gracias por aquellas cosas que todos damos por sentadas, como el tener padres o el tener un techo sobre nuestras cabezas.


Sergio Augusto Alvarez Vargas

Create your own