Go Back

Emprender: Solo necesitas agallas

QueBusca-Mujer-Joven-Emprendedora

De esta generación han salido un puñado de emprendedores que han causado revolución mundial. Sin embargo, sigue siendo solo un puñado. Con el incremento en la población nos vemos en problemas en cuanto a la demanda de trabajos. El problema es que no hay suficientes trabajos pero muy pocos crean negocios y trabajos. Este problema surge y continúa por la falta de motivación e información en los medios educativos sobre el emprendimiento. Cuando pensamos en emprendedores nos vienen a la mente personas exitosas que son dueños de las compañías más famosas del mundo, pero existen muchos otros que tal vez no conocemos y que también son grandes y populares en otras partes del mundo. No es algo que sea lejano o algo que no ocurra en nuestro país y de serlo, podemos cambiar eso.

Si has tenido pensamientos de querer iniciar tu propio negocio y ves TED talks y tienes una idea de lo que quieres  y cómo quieres hacerlo, sólo hazlo. En el tema de las charlas TED, hay una del emprendedor Andrés Barreto, el dueño de Grooveshark, donde habla de su experiencia emprendiendo. Lo que más sobresale de su plática es que él inició sus proyectos en semanas o días, incluso sin recursos; ni dinero, ni contactos, sin nada. Este es el segundo obstáculo que detiene a la mayoría para emprender. El primero fue la falta de información y la pobreza del tema en el sistema educativo. Simplemente no les enseñan, ni motivan a los niños y jóvenes a emprender. Siguiendo con el segundo obstáculo, en México específicamente tenemos la mentalidad que para iniciar un negocio necesitamos mucho dinero para invertir, pero entonces surge el dilema de cómo pudo una persona iniciar un negocio sin invertir. Barreto nos dice que en su experiencia ha notado que no necesitas dinero para iniciar, lo necesitas para crecer. Una parte de su proyecto o idea, y una vez que se ha vuelto realidad, se buscan inversionistas para expandir el negocio, crecer y generar mejores ganancias. Esta es una manera de ver las cosas que puede abrirnos los ojos y darnos un empujón para iniciar un negocio.

La tercera barrera que aparece es uno mismo. Al convertirnos en adultos nos vemos restringidos por todos los estereotipos, miedos  y dudas que hemos cultivado con el tiempo. Es por esto que los jóvenes son los líderes del mañana y ellos están listos para tomar el mando. Los jóvenes y adolescentes no tienen el miedo que los adultos tienen. Ellos hacen lo que se les ocurren y siguen luchando hasta lograrlo. Los adultos deben volver a pensar de esa manera. Todos fracasamos a veces y eso es lo que nos lleva a la grandeza. Una vez que podamos cruzar estas tres barreras encontramos el camino al emprendimiento. La meta esta frente a nosotros y es cuestión de solo ir tras ella. Iniciar tu propio negocio no es una idea tan loca como parece, es algo factible. Busca un problema que quieras solucionar, ya que tienes la solución desarróllala. Necesitamos más negocios, más empleos y más emprendedores. 


Catalina

Create your own