Go Back

La capa de ozono se recupera poco a poco
3

ozono-planeta

La extensión del agujero de la capa de ozono en 2017 fue más baja que la existente desde 1988. Esta importante capa de la atmósfera que protege a toda la vida en nuestro planeta es del grosor de dos monedas y está de 9 a 16 km por encima de la Tierra en un ambiente el cual la misma actividad humana ha hecho extremadamente hostil. Cada año, cuando termina el invierno y vuelve el clima más cálido a la Antártida, los productos químicos que ponemos en el aire hacen un agujero en la capa. Pero este año, ese agujero es más pequeño de lo normal.

Esta semana, la NASA y NOAA anunciaron que el agujero de la capa de ozono de 2017, de 12.2 millones de km cuadrados, fue el más pequeño desde 1988.

El ozono es una molécula hecha de tres átomos de oxígeno unidos entre sí. En la tierra, puede formar smog dañino. Pero sobre la Tierra, actúa como protector solar, protegiendo la vida de la dañina radiación solar. Cuando los elementos como el cloro y el bromo experimentan una reacción química particular en las nubes, el ozono recibe una paliza.

El agujero de la capa de ozono se descubrió por primera vez en la Antártida en 1985, y rápidamente se relacionó con un mayor uso de sustancias químicas que agotan la capa de ozono, como los clorofluorocarbonos (CFC). Los CFC estaban en todas partes en ese momento, y fueron vistos como un mejor reemplazo para los productos químicos industriales anteriores. No eran tóxicos para los humanos, no eran inflamables y se usaban en refrigeración, aire acondicionado y aerosoles.

Alarmados por el efecto que las acciones humanas estaban teniendo en el planeta, las naciones de todo el mundo firmaron el Protocolo de Montreal unos pocos años después, acordando prohibir los CFC y otros químicos que agotan la capa de ozono. El acuerdo entró en vigencia en 1989; pero con la larga vida de CFC, no fue sino hasta hace muy poco tiempo que los investigadores, que monitoreaban  constantemente la salud de la capa de ozono, fueron capaces de notar verdaderamente signos de curación.

El año pasado también tuvo un agujero de ozono menor que en años anteriores, una disminución dramática desde el pico de 2006 cuando la brecha alcanzó anchos y profundidades récord. Pero a pesar de los últimos años de buenas condiciones de ozono, aún queda mucho tiempo por recorrer antes de que regrese a los niveles previos a 1980. Un estudio reciente descubrió que es poco probable que el agujero de ozono se recupere hasta ese punto antes de 2070.

Aún así, el hecho de que se está recuperando, incluso si se está recuperando más lentamente de lo que nos gustaría, es notable. Los científicos que trabajaron en el descubrimiento inicial del agujero de la capa de ozono están encantados de que las recomendaciones que hicieron hace 30 años ahora muestren dividendos ambientales. Tratar de prohibir una clase valiosa y útil de sustancias químicas fue una tarea abrumadora, pero con un esfuerzo concertado por parte de los políticos, legisladores, industrias y los científicos, esa decisión está dando sus frutos.

Dado que el Acuerdo de París sobre el cambio climático sigue siendo un tema controvertido, las noticias sobre el ozono son un recordatorio útil de que los esfuerzos internacionales para combatir el cambio ambiental pueden marcar la diferencia. Puede ser difícil, y puede tomar algunas décadas para ver resultados, pero no es demasiado tarde para comenzar a limpiar el desastre que hemos creado.


Baudilio Sosa Mayonga

Create your own

Comments

Juana Moyes Barcena     25 April 2018

Cómo es que nadie sabe de esto? al menos yo no sabía

Eira Regalado Cavazos     13 April 2018

Es mejor no divulgar esta noticia, la gente es capaz de echarse para atrás ahora que ya se comenzó a crear conciencia.

Veronica F. Barcena Rosagro     4 April 2018

Es una gran noticia. De todas formas, hay que seguir evitando dañar al ambiente.