Go Back

Estiramiento gatuno ¿Por qué imitarlos?
1

gato-estirandose-mesa

Los gatos son bien conocidos por pasarse el día entero de siesta. Es impresionante la cantidad de horas que pueden pasar durmiendo, ronroneando y acicalándose. Obviamente los que han tenido la suerte de tener buenos amos, pasan su vida en un verdadero paraíso en comparación con los humanos que debemos trabajar, pasar horas de estrés en nuestras tareas diarias y como máximo sólo dormimos 8 horas al día.

Estos pequeños felinos pueden pasar más del doble de horas que los humanos durmiendo. Si bien es cierto que no necesariamente lo hacen de corrido dado que pueden tomar innumerables siestas durante el día. También son lo suficientemente enérgicos como para despertarse al instante y ponerse alerta ante cualquier amenaza. Muy diferente a los humanos que solemos pasar minutos en la cama antes de lograr vencer a la pereza que nos pega a las sábanas.

A pesar de que muchos piensen que los gatos son unos vagos, estos amigos peludos pueden enseñarnos algo importante. Los gatos al pasar tantas horas en una sola posición entablando sus charlas con Morfeo, al despertar recurren al estiramiento para estimular el flujo sanguíneo, puesto que ellos también sufren de una leve parálisis al dormir igual que los humanos.

Sin embargo, este estiramiento los hace sentir bien, los energiza y también ayuda a sus articulaciones y vértebras a estar en forma, para seguramente poder volver a su faena nocturna de vigilancia y por su puesto a la importante tarea de no dejarnos dormir.

No obstante quizás se pregunten: ¿Qué es lo que podemos aprender de los gatitos?, ¿dormir más?, ¿hacer algunas caserías? Absolutamente no, pero su ejemplo de estiramiento si lo podríamos imitar. De hecho, en Pilates existe precisamente un ejercicio denominado “Ejercicio de Gato” que intenta imitar la forma de estiramiento que realizan los gatos después de pasar tantas horas durmiendo o en una sola posición. Este ejercicio es muy recomendado para las personas en rehabilitación con problemas en la espalda debido a que ayuda a mejorar la flexibilidad de la columna y a estirar los músculos de la espalda. Es verdaderamente un alivio para las vértebras.

¿Cómo se realiza este fabuloso ejercicio?

Primero recordemos a nuestros amigos peludos cuando ejecutan su estiramiento. En primer lugar están en cuatro patas, por lo que nos toca hacer lo mismo. Arrodillarnos con ambas piernas, apoyarnos con las manos y las puntas de los pies y respirar. Mantener nuestra espalda recta y luego arquear la espalda de forma cóncava; sí, igual que en las funciones de matemáticas.

Mantenemos esta postura unos segundos y relajamos la espalda de nuevo a la posición original, volvemos a repetir la operación varias veces pero sin olvidar la respiración. La idea es realizarlo de forma consciente, sintiendo el movimiento y realizándolo lentamente, respirando en cada paso. Sintiéndonos gatitos en el proceso.

Definitivamente es muy beneficioso realizar este ejercicio, notemos cuán flexibles son los gatos, así que seguramente nos sentiremos mejor el resto del día si hacemos esto al despertarnos cada mañana. Podríamos aprender mucho más de los gatos si apreciamos su comportamiento, pero claro está, eso es tema para otro artículo. Mientras tanto, ¡ A estirarnos como gatos!


Anais Bello

Create your own

Comments

Liliana G. Negri Leralta     12 March 2018

Cuando veo a mi gato dormir, instantáneamente me da sueño a mí también, ¿se vale imitar también ese hábito?