Go Back

Las termitas macho se juntan cuando las hembras son escasas

Termitas-macho-hembras

Cuando las termitas macho son solteras y no logran encontrar hembras, los chicos tienden a formar relaciones homosexuales para poder sobrevivir, dice un nuevo estudio.

Esas parejas homosexuales quizás les den a las termitas japonesas macho una ventaja evolutiva, de acuerdo a una nueva investigación. Los científicos han encontrado que cuando las parejas femeninas escasean las termitas macho se juntan y forman nidos. Las parejas del mismo sexo incluso toman un nido de una pareja heterosexual, matando al residente macho para que un miembro del par macho-macho pueda aparearse con la hembra, de acuerdo con los investigadores.

Los científicos previamente pensaban que las parejas homosexuales de los invertebrados, cómo los insectos, eran el resultado de no saber diferenciar machos de hembras. Sin embargo, en el nuevo estudio, los investigadores de la Universidad de Kyoto en Japón, encontraron que las termitas macho en parejas del mismo sexo no actuaron cómo lo hubieran hecho si hubieran confundido a su pareja cómo hembra.

“Las termitas japonesas usualmente hacen nidos en parejas monogámicas y heterosexuales”, mencionó el científico que lideraba el estudio Nobuaki Mizumoto, un ecologista de insectos en la Universidad de Kyoto. “En teoría, no reconocer a un macho de una hembra en un sistema de apareamiento monógamo debería implicar considerables costos para la reproducción. Debe haber una especie de beneficio si este fuese un comportamiento común”.

Las termitas macho no sobreviven por mucho por su propia cuenta, pero aquellos que formaban nido con otros machos sobrevivían mucho más, de acuerdo al estudio. Las parejas macho-macho también eran benéficas cuando buscaban termitas hembra, dijo Mizumoto, un tiempo en el que el riesgo de volverse presa es bastante más alto.


Al monitorear el comportamiento de las termitas homosexuales, los investigadores observaron que los insectos crean nidos juntos, justo cómo las parejas heterosexuales lo hacen. Una vez que una pareja heterosexual completaba su nido y comenzaba a cavar túneles a su alrededor, un par macho-macho viajaba a través del túnel para invadir y matar al ocupante macho del nido. El análisis genético de los descendientes subsecuentes mostraba que uno de los machos invasores pudo aparearse exitosamente con la hembra.

A pesar de que el emparejamiento con otro macho no es la mejor opción, ya que sólo una de las termitas se puede aparear cuando se encuentra una hembra, los investigadores notaron que este comportamiento le da a las termitas solteras una mejor oportunidad de sobrevivencia.

“Es claro que las parejas macho-macho es una estrategia para sobrevivir”, dijo Mizumoto.


Eira Regalado Cavazos

Create your own