Go Back

Cómo la cocaína gobierna el mundo

cocaína-polvo-droga-dinero-dólares

Como primera recomendación de libro, aquí les va un autor mediterráneo, cuyas obras, al igual que la cocaína, están por todo el mundo. En torno a Roberto Saviano giran rumores de plagio y de persecuciones por parte de la mafia para aniquilarlo. Ese segundo rumor, comprensible y verídico, ha sido para su obra Un brindis inaugural que lo colocó en el ranking de autores más leídos en el 2006, después de Jehová.

El libro que aquí sugiero como sustitución de los documentales por cable es CeroCeroCero, cómo la cocaína gobierna el mundo. En su lectura encontraremos lagunas narrativas que Saviano sabe distinguir muy bien de su trabajo periodístico, repartiéndolas simétricamente por todo el texto, como un descanso del ajetreo de corrupción y drogas por el que nos conduce.

La cocaína lo impregna todo, ciertamente, y lo que en Alemania se inhala por 100 euros, en México lo tenemos apenas por 200 pesos; polvo igual de ficticio. De tanta variedad y mezclado con tanta porquería farmacéutica, el perico puede revestirse de mito en los barrios donde se añora aquel efecto de euforia de años pasados; o en una realidad innegable para quien se festeja a sí mismo creyendo que lo que se mete por la nariz es verdadera cocaína y que consumirla lo distingue del resto de la plebe.

En CeroCeroCero hallaremos, seguramente, un lente adecuado para ver con más claridad los grumos de mierda blanca, su recorrido por el mundo, las muertes que provoca, la miseria humana que florece a ambos lados del camino por donde pasa y los empleos que genera.

El libro pinta además un panorama excitante del aparato podrido en el que estamos, de sus gobiernos, de los consumidores, de los cárteles, de las amas de casa, de los trabajadores de oficina, de los agricultores, de los estudiantes, de los peregrinos africanos, de los periodistas, de las madres que meten bolsitas de coca pura en sus culos y en los culos de sus hijos antes de tomar un avión.

Una mirada amplia de las relaciones que tiene la producción y consumo de cocaína con cosas que vemos todos los días. Así como el aceite de palma o el coltán están en nuestra vida cotidiana, en nuestra comodidad, pero detrás de ellos hay horrorosas historias para que lleguen hasta nosotros, así la cocaína mueve el mundo, seamos consumidores o no, lo sepamos o no.

Como es de esperarse, en esta obra Saviano dedica gran parte a la historia de Pablo Escobar y a la de El Chapo Guzmán, por lo que será de gran interés para quienes les estimula el tema del narco, ya sea porque quieren convertirse en grandes capos, o porque les gustan las series de Netflix.

Además, para contar como se debe la historia de El Chapo, Saviano relata los inicios de las grandes organizaciones criminales en México, y de cómo se reparten el negocio en el país, comandados por Miguel Ángel Félix Gallardo, alias El Padrino. Aparecen en ese relato personajes tan distinguidos como Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca Carillo alias Don Neto, Héctor Luis Palma Salazar alias el Güero Palma, los hermanos Arellano Félix y los Beltrán Leyva.

No se lo pierdan, amiguitos. Acompáñenos en esta fabulosa historia de animales fantásticos, varitas mágicas, escapismo, hipocresía, sobornos y mucho whisky. Los esperamos.


Cochito de Balandra

Create your own

Comments

Laura Patricia Mateo Rojo     20 October 2017

si es muy triste que los mexicanos seamos esclavos todavía, necesitamos a alguien que defienda los derechos de los trabajadores y que tengamos unos sueldos mas dignos y así tal vez se elimine un poco las tranzas y la venta como esta.

Jacinta Chalco Oliveri     20 October 2017

Ten en cuenta que el salario mínimo de México es menor que el salario mínimo de Alemania. El salario mínimo anual de los alemanes es aproximadamente de 21 mil dólares mientras que el de los mexicanos es aproximadamente de 1,200 dólares. También varían las horas de trabajo, los alemanes trabajan 40 horas a la semana mientras que los mexicanos trabajan 48 horas. Mi punto es que para los alemanes 100 euros no es mucho si ganan 21 mil dolares al año al menos.

Juan José Perez Gonzalez     19 October 2017

En mi opinión, mientras la cocaína sea económicamente viable, siempre habrá una persona que lo quiera vender. Es decir la única forma de realmente afectarla es por legalizarla y así bajar el precio a tal punto que ya no es rentable traer la droga de otros lados. Pero yo se que eso nunca va a pasar así que la guerra contra la droga será eterna.