Go Back

Todo lo que debes saber sobre los pilates

QueBusca-Pilates-Ejercicio

El estilo de ejercicio de los pilates se practica en muchos países del mundo, principalmente en el occidente. Lo practican generalmente mujeres pero es un ejercicio para cualquier persona. Fue desarrollado por Joseph Pilates, un entrenador alemán a principios del siglo XX. Llamó a su método Contrología pues con sus movimientos precisos dan fuerza, flexibilidad  y balance al cuerpo. Se enfoca en fortalecer el tronco, la respiración y el alineamiento. Los pilates combinan trabajo de piso y aparatos para acelerar los procesos de fortalecimiento y flexibilidad.

Los alumnos de Joseph continuaron su linaje. Ellos se encargaron de enseñar pilates. Aquí es donde comienzan: pilates moderno y pilates clásico. Gracias a esta división podemos ver técnicas modernas que se incorporan a la práctica de pilates. Además, existen los seis principios de los pilates que se nombran en distintos libros: concentración, control, centro, flujo, precisión y respiración.

Para los practicantes de pilates, la respiración es muy importante, pues así lo estipuló Joseph P. El creía que la respiración era una forma de limpiar el sistema a través de la circulación. En las clases, se enseña a exhalar cuando se aplica la fuerza e inhalar cuando se relaja.

La práctica de Joseph P. no se llamaba Contrología por nada, el control es sumamente importante pues la forma de posicionar el cuerpo y tomar poder de cada aspecto del ejercicio es lo que hace el pilates.

El centro es el cimiento del ejercicio, ahí se crea el balance y de ahí parte cada movimiento. En ese lugar encontramos la fuerza para hacer el ejercicio. El centro engloba el abdomen, la espalda alta y baja, los glúteos, la cadera y la parte interior de los muslos.

El flujo se refiere a que los movimientos deben ser “continuos”. Al iniciar los movimientos en el centro, una vez que se tiene precisión, es más sencillo regresar al centro y comenzar el siguiente ejercicio. Al continuar se crea una cadena que debe seguir de manera constante, sin pausas.

El pilates se enfoca en hacer unos cuantos movimientos precisos en lugar de muchos de manera que surjan. Se busca que, con el tiempo, esta precisión se traduzca en la vida diaria, que provea gracia, buena postura y alineamiento en los músculos.

Este ejercicio no está hecho para aliviar dolores de espalda baja o cualquier otro problema médico. No existe evidencia que respalde los pilates como un método para aliviar males. Sin embargo, sí provee beneficios. Estos incluyen mejorar la postura, ayudar a la flexibilidad, dar fuerza, trabajar los músculos de manera uniforme (que además reduce la probabilidad de daño durante un ejercicio), y hace a los músculos más delgados y alargados.

En general, este ejercicio provee varios beneficios para mejorar de manera gradual pequeños aspectos que pueden ayudar a evitar otros daños. Mejorar la postura y fortalecer los músculos puede llevar a una vida más productiva y sana. Los pilates han mostrado ser el ejercicio preferido de muchas personas con distintas características, pues trabaja mente y cuerpo. Sin duda, es un ejercicio que vale la pena intentar. Uno nunca sabe si se quedará con él. 


Catalina

Create your own