Go Back

5 Consejos para mantenerte motivado

cerebro-cambiador-futurista

Estar motivados y apuntando a nuestras metas y objetivos es clave para conseguir todo lo que deseamos, aunque no parezca, todo lo conseguimos con nuestra voluntad y esfuerzo. Existen varios momentos a lo largo de nuestra vida en que nos sentimos con menos ganas de hacer cualquier cosa y pensamos que todo se soluciona “por sí solo”. Sin embargo, la motivación es primordial para todos los aspectos de nuestra vida y existen ciertas sugerencias que pueden ayudarnos a no perder jamás la fuerza de voluntad y la motivación.

Según el psicólogo y entrenador personal, Jonathan García Allen, la motivación “es la guía que nos hace actuar y nos permite seguir adelante incluso en las situaciones difíciles”. Resulta conveniente diferenciar entre dos tipos de motivación: la intrínseca y extrínseca.

Motivación intrínseca

Se refiere a la motivación que viene del interior del individuo y se encuentra vinculada con los deseos de “autorrealización y autocrecimento”. Resulta ser el eje más productivo y con una productividad más real, pues proviene del individuo que desea alcanzar un objetivo por si mismo, con un fuerte compromiso personal.

Motivación extrínseca

A diferencia de la intrínseca, la motivación extrínseca se define a través de los estímulos motivacionales que provienen desde el exterior del individuo y del exterior de la actividad. Por ende, en este tipo de motivación juegan un gran papel cualquier tipo de recompensa material como el dinero o el reconocimiento de los demás.

5 grandes consejos que evitarán que bajes los brazos y para guiar todas nuestras conductas y lograr todo lo que nos proponemos:

  1. Piénsate con el objetivo alcanzado: Visualiza tu gran deseo o meta, lo que quieres cumplir, como proyección. Idealizar el escenario perfecto resulta el primer paso para no perder la motivación.

  2. Organiza todo: Haz un listado de todas las tareas pequeñas y medianas que debes realizar para alcanzar tu objetivo, empieza con las más sencillas y que lleven menos de 5 minutos, así llegarás más rápido a las tareas concretas y te encontrarás más entusiasmado para llegar a tu meta final.

  3. Piensa a largo plazo: Es importante detenerse a veces y repasar dónde estamos situados, y qué pasa si no cumplimos con “x” tarea del plan. Además de reflexionar a largo plazo cómo tus decisiones afectan el objetivo final.

  4. Anota todo lo que sientas: El camino para alcanzar lo que deseamos suele ser bastante abrumador, es esencial plasmar todo lo que sentimos en este trayecto para sentirnos liberados de cualquier tipo de agobio e inclusive ésto nos puede ayudar en el futuro para saber que nos estimula más en contraste con otras cosas.

  5. Date un respiro: Una pausa es necesaria. Para desconectarse de todo, relajarnos y recargar baterías para no bajar los brazos ni sentirnos estresados y retomar nuevamente el hilo de nuestras tareas.

La motivación consiste en un trabajo personal y mental, que debemos alimentar con entusiasmo y objetivos claros. De nada nos sirven pensamientos negativos y una baja autoestima, el poder del “no puedo” no debe ser más fuerte que el poder del “sí quiero y puedo”. Así que ya sabes mantente lejos de la pereza y de las excusas. Lo único que necesitas para alcanzar todo lo que quieras es fuerza de voluntad y motivación.


Dayana Alfaro

Create your own