Go Back

10 clichés que hacen fracasar una historia
2

niño

A las historias, en cualquiera de sus formatos, les vienen bien los clichés. Para demostrártelo, te enseñaré a construir una narración manida y previsible reciclando lugares comunes que han sido usados hasta el hartazgo. Así podrás admirar el lado encantador de la falta de creatividad.

  • El destino inalterable

Una pitonisa vaticina que este cliché desencadenará en ti emociones fuertes. Está escrito en los astros que el futuro de la humanidad dependerá de mi protagonista. Sí, decepción era una de las emociones fuertes que tenía en mente.

  • La orfandad crónica

Esto no lo esperabas. Te juro que te sorprenderás con lo que te diré. La infancia del personaje principal fue dura desde la infancia. Verás, él era… Por favor, trata de no llorar… Él era… huérfano. ¡Vamos, sorpréndete!

  • El triángulo amoroso

¿Te gustan las historias de amor forzadas? ¿No? Tú no sabes lo que te gusta, pero yo sí. Nuestro héroe será el objeto del deseo de dos mujeres. Tu papel como lector o espectador consistirá en interesarte. Hazlo.

  • La revelación interrumpida

En cierta escena deberás acercar tu oreja a la boca de un moribundo para que te revele algo. Naturalmente, estirará la pata antes de llegar a la parte importante. No me culpes a mí. Culpa al lugar común.

  • El auto defectuoso

Una intensa persecución a pie no está completa sin la esperanzadora aparición de un automóvil. Por supuesto, para que el protagonista se impaciente y la escena funcione, el vehículo no puede arrancar. Admítelo, sería decepcionante llevarse una sorpresa. 

  • El ataque eficaz

El adversario aprovechará una distracción del héroe para noquearlo con un golpe contundente. Estará bien. Volverá en sí y podrá seguir con su vida sin temor a sufrir secuelas. No, yo no soy médico. ¿Por qué lo preguntas?

  • La explicación inoportuna

Te tengo malas noticias. El personaje principal caerá en las garras de su adversario. Tranquilízate. No olvides que a los villanos les encanta contar sus planes en lugar de liquidar a su oponente de una vez. ¡Qué alivio!

  • El rescate afortunado

Se acabó el monólogo del enemigo. No hay excusas para dejar con vida al héroe. ¿Lo asesinará? Claro que no. Un aliado aparecerá de la nada, liberará al protagonista y lo ayudará a vencer. ¡Vivan las conveniencias narrativas!  

  • El segundo decisivo

Bomba a punto de explotar. Tiempo que se agota. Cable rojo, cable azul. Tanta tensión sobra. ¡Obviamente, el héroe impedirá la explosión en el último segundo! ¿Quién no se emocionaría con eso? ¿Tú no? Eres una persona extraña.

  • El desenlace soñado

Viviste junto al heroico c muchas aventuras. Reíste, lloraste, gritaste, temblaste y saltaste. De pronto, hacia el final, el universo se reduce a un edredón. Tal parece que todo fue un sueño... ¡Felicidades, acabas de perder tu tiempo!

Los escritores y guionistas de verdad se aferran a los clichés como un niño caprichoso abrazado a la pierna de su madre. Te toca a ti hacer lo mismo si quieres hacerte famoso como contador de historias genéricas. 


José Court

Create your own

Comments

Jacinta Chalco Oliveri     21 March 2018

No necesariamente tienen que fracasar, conozco muchas películas clichés que fueron un éxito.

Juan José Perez Gonzalez     14 March 2018

No puedo pensar en ninguna novela o película que no tenga al menos una de estas tramas